LLAMANOS 34 91 535 89 90

Disfrutar de los vinos generosos en cualquier momento

Cualquier momento es bueno para disfrutar de una copa de estos vinos andaluces, que también pueden tomarse tanto en aperitivos como con postres y meriendas.

Cultura del Vino | 2014-11-17 17:11:14


Fino

Apto para beberlo solo, a palo seco, o acompañado de ligeras porciones de alimentos, de todo aquello que en Andalucía se llama tapa: mariscos, fritos de pescado, jamón, embutidos, quesos no muy curados, aceitunas, almendras. Vino hermanador, amistoso, alegre en el copeo, inigualable e inimitable.

Amontillado

A media mañana, por la tarde, para rematar una tanda de finos, de madrugada, cualquier hora es buena para tomar una copa de este rey, que bien puede acompañarse con frutos secos, con unas lonchas de jamón, con un queso bien cuarado e, incluso, con quesos azules.

Oloroso

Tiene sus momentos ideales el oloroso hacia el mediodía. Tomado lentamente, levantará el ánimo decaído. Un poco más tarde, será un excelente comienzo antes de los habituales finos de mediodía. Por la noche, en lugar de los destilados, con la ventaja que ello supone para nuestro organismo que lo agradecerá a la mañana siguiente.

Pedro Ximénez

Es una verdadera fiesta para los sentidos, fragante y frutoso, suave en la boca y no empalagoso. Es, sin más acompañantes, un postre perfecto que puede repetirse, a lo largo del día, tras el desayuno, el almuerzo, o la merienda. Auténtico tónico, levanta los ánimos cansados y ayuda a recuperar fuerzas tras una larga jornada de trabajo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...