LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Dónde puedo ir de enoturismo en Cuenca?.

¿Te gusta conocer la cultura de las regiones vitivinícolas, pasear por los viñedos, realizar catas de vino e impregnarte de los paisajes y el patrimonio de lugares únicos?, te ayudamos a planificar tu viaje de enoturismo por Cuenca.

Enoturismo | 2016-02-16 13:49:34


Cuenca es un territorio con excelentes vinos. Acoge en su provincia vinos de las Denominaciones de Origen de Uclés, de Castilla la Mancha, Ribera del Jucar o Manchuela.

La creación de la nueva Denominación de Origen Protegida Ribera del Júcar es un paso más en la línea de superación que evidencia el gran esfuerzo de los viticultores por mejorar sus producciones, adaptándose al mercado y al gusto de los consumidores más exigentes apostando decididamente por la elaboración de vinos de gran calidad. La D.O. Ribera del Júcar está integrada por viñedos ubicados en los municipios de: Casas de Benítez, Casas de Fernando Alonso, Casas de Guijarro, Casas de Haro, El Picazo, Pozoamargo y Sisante, de la provincia de Cuenca.

Al este de la provincia de cuenca podremos probar los vinos de la D.O de Uclés. Estudios vitivinícolas de la zona de Uclés hacen mención a la existencia de viñedos medievales en esta zona así como la influencia de la Orden de Santiago y la tradición eclesiástica de la viticultura. La heterogeneidad del relieve, variabilidad, profundidad de los suelos y unas condiciones climáticas diferentes a las de la zona sur de la meseta confiere unas condiciones únicas a esta región. Los viticultores de hoy en día están dando una gran importancia a la sostenibilidad del viñedo y la calidad del vino. Uclés es la única D.O. de toda Castilla-La Mancha y de toda España que mide la huella de carbono en su totalidad y apunta que están trabajando en un importante proyecto medioambiental.

En la provincia de Cuenca podemos probar los vinos de las Denominaciones de Origen más jóvenes, como es la D.O Manchuela. El cultivo del viñedo de la D.O. Manchuela se realiza en terrenos ondulados a 600 ó 1.100 metros sobre el nivel del mar, con un clima continental de contrastes térmicos muy acusados, con precipitaciones que rondan los 600 l/m2. La temperatura media anual es de 13ºC, con fuertes oscilaciones entre el invierno (4º) y el verano (24º). Con ese contraste de temperatura, el periodo de maduración es largo y la uva llega sana a la plena madurez, con lo que desarrolla la formación de los codiciados taninos y antocianos, los polifenoles que aportan color y estructura y que revelan una zona idónea para el cultivo de variedades tintas. El hecho de encontrarse en el límite entre La Mancha y Levante ha influido en las variedades que tradicionalmente se cultivan, predominando la Bobal (levantina) y la Cencibel (manchega).

Nosotros te recomendamos algunas bodegas que puedes visitar. Serás atendido por personal especializado que te invitará a conocer las instalaciones, te contará los secretos de la producción de sus vinos, a pasear por los viñedos y sobre todo a catar el vino en su propia tierra. Visitas que harán del viaje una experiencia única.

Una visita especial puede ser dejarse seducir por la naturaleza acompañado de una jornada de Enoturismo en Bodegas Mont Reaga. Conocerá los entresijos de la elaboración del vino así como disfrutará de catas comentadas. Un entorno único para los amantes del vino. Mont Reaga es algo más que tiempo de investigación, dedicación y esfuerzo.

Para conocer la joven D.O de Manchuela recomendamos probar los vinos de Señorío de Monterruiz. En esta bodega se elabora artesanalmente el  vino. Todas las tierras en las que cultivan estas viñas, son tratadas de forma tradicional para obtener vinos de máxima calidad. Podrás probar el vino de viñas de Bobal (planta autóctona de La Manchuela), Cabernet Sauvignon, y otras variedades de las cuales algunas tienen mas de 40 años.

Si deseas una experiencia más completa, puedes quedarte a dormir en alguna de las fincas, haciendas o vinohoteles de la zona, los cuales organizan visitas enoturísticas.

Una de nuestras recomendaciones estrella está tan solo a 50 min de Madrid y Cuenca. Finca La Estacada te ofrece el plan ideal. Descubre todo un complejo enoturístico formado por bodega, restaurante, hotel y spa vinoterapia. Un lugar para dejarte mimar por su equipo de profesionales, donde se puede vivir una experiencia romántica o enogastronómica, descubriendo la Alta Mancha Conquense...

Si además del vino te gustaría perderte en un lugar de cuento, esta es tu opción. En el centro del Parque Natural de la Alta Serranía de Cuenca prácticamente a orillas de la laguna natural de Uña está ubicado el Complejo Castillo de Uña en un lugar donde el agua, los bosques, las piscinas naturales, los senderos harán que el tiempo se pare y de paso a una bien merecida sensación de tranquilidad y bienestar. Teniendo a un paseo en coche parajes tan inusitados y bellos como La Ciudad Encantada. El hotel propone una visita a la bodega: vino-teca el Rincón de Emilio con degustación de 3 vinos.

Si lo que te mueve es la tradición y los pueblos con encanto, nuestro alojamiento recomendado es La Casa del Canónigo (s. XVII). Es ideal para parejas, romántica, cálida y colorista. Con 9 habitaciones, todas distintas, restaurante sólo para alojados y spa para parejas, a solas. Catalogada como Patrimonio Histórico por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, está al lado de la antigua iglesia románica del pintoresco pueblo de Caracenilla.

Si quieres más información o realizar alguna de las visitas en Cuenca, Catadelvino.com te ofrece la manera más sencilla de reservar a través de su buscador de enoturismo.

Pincha aquí.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...