LLAMANOS 34 91 535 89 90

El Atlántico, un factor indispensable para el vino de Jerez.

Hay lugares que tienen unas condiciones climáticas únicas en el mundo. El vino de Jerez se elabora en una de las zonas más calidad de España. Sin la influencia de la humedad y las brisas del atlántico, este vino no sería posible.

Cultura del Vino | 2017-02-17 10:38:54


La baja latitud de la zona determina que el clima del Marco de Jerez sea cálido y con veranos secos. La cercanía de la zona al Océano Atlántico es fundamental para el cultivo de la vid, ya que el viento de poniente aporta a la cepa la humedad marítima que en los meses secos del verano actúa como un factor moderador evitando que las hojas y otros órganos de la planta alcancen temperaturas excesivamente altas.

Cuando sopla el viento del Sureste (levante), la temperatura se eleva considerablemente y la humedad relativa baja. La temperatura media anual es de 17,5 ºC. Durante todo el año la temperatura media mensual es superior a 10 ºC, alcanzando los 25 ºC de media en los meses de verano. Las temperaturas mínimas mensuales se sitúan alrededor de los 5 ºC, que se dan en los meses de diciembre y enero.

Por su parte, las temperaturas máximas mensuales no son excesivas, alcanzando los 32 ºC de media en julio y agosto. El periodo de luminosidad que se da en la zona es muy prolongado. En los meses de verano el número de horas de sol despejado alcanza en muchos municipios más de 1.000 horas, lo que representa el 80% de la insolación máxima, favoreciendo de este modo la fotosíntesis.

 La pluviometría alcanza de media unos 600 mm que caen en su mayor parte entre los meses de octubre a mayo, proporcionando al suelo las reservas de agua que serán utilizadas por la planta en los meses secos del verano. El mes de septiembre suele ser seco, factor favorable para la maduración y sanidad de la uva, así como para la realización de la vendimia. En esta zona la caída de la hoja de la viña suele ocurrir a últimos de noviembre y la brotación a finales de marzo. Entre estos dos acontecimientos la viña está en reposo.

Debido al efecto regulador de la temperatura del mar, en la mayoría de municipios pertenecientes al Marco el periodo libre de heladas se extiende entre principios de marzo y principios de diciembre, por lo que no suele haber daño en los viñedos por heladas. La cercanía al mar también determina altos valores de humedad relativa, que supera el 70% de media en todos los meses del año en la franja costera. Este fenómeno no sólo contribuye a la moderación de las temperaturas como ya se ha comentado, sino que aporta agua en forma de grandes depósitos de rocío y reduce la evapotranspiración, disminuyendo el estrés hídrico sufrido por la vid.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...