LLAMANOS 34 91 535 89 90

El Bierzo y el vino de las varietales atlánticas.

Las variedades actuales cultivadas en la España Atlántica derivan de una selección de vitis silvestris, probablemente introducidas en el Noroeste de España por los romanos tras las guerras de los años 29 al 19 a.C., guerras contra cántabros y astures.

Cultura del Vino | 2017-02-02 13:15:19


Relieve, suelos, altitud y latitud, y clima son parámetros fundamentales y básicos en el frescor atlántico propio de las variedades acogidas, mucho más acusado en las variedades principales Mencía, Godello y Doña Blanca.

Además, estos mismos parámetros influyen de forma acusada en las características analíticas y organolépticas de los vinos acogidos a la D.O.P. <BIERZO>, donde destaca el mencionado carácter fresco y marcada mineralidad, propios de un  clima atlántico en una zona continental.

Fueron las distintas gentes habitantes en El Bierzo, monjes y campesinos, quienes supieron seleccionar aquellas plantas (hoy conocidas como clones) que nos han llevado a las variedades autóctonas conocidas y arraigadas en nuestros días; no sin antes aprender con su cultivo, evolucionar y experimentar con el fruto de la vid durante siglos y generaciones para determinar su cultivo y que la variedad tinta Mencía y las variedades blancas Godello y Doña Blanca sean hoy en día las variedades principales de la D.O.P. «BIERZO», distintas del resto de zonas vitivinícolas de Castilla y León.

La diferenciación de la calidad de las uvas producidas en el Comarca de El Bierzo, y en concreto sus características físicas y organolépticas vienen generadas por la influencia de variables geomorfológicas, edáficas y climáticas propias y diferenciales. El relieve de la zona de producción, sus suelos, la altitud y latitud, su clima típico propio y diferencial, son los que confieren esas características típicas propias y diferenciadoras basadas en un carácter fresco y una marcada mineralidad.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...