LLAMANOS 34 91 535 89 90

El camino hacia el vino de calidad.

El desarrollo del cultivo de la vid y de nuevas variedades, ha estado vinculada a la producción de vino, no obstante el dominio del arte de la crianza y la elaboración de vino de calidad es reciente.

Cultura del Vino | 2016-01-08 09:34:06


El hecho de poder guardar el vino durante años y conseguir mejorarlo en barricas o en botella, lo cual marca el nacimiento del vino de calidad, se remonta a fechas recientes.

Generalmente se atribuye a Arnaud de Pontac, presidente del parlamento de Burdeos hacia  1660, el mérito de haber inaugurado esta búsqueda de la calidad. Propietario del Cháteau Haut-Brion, comenzó a producir un nuevo tipo de vino empleando métodos que más tarde serían corrientes: bajo rendimiento, selección esmerada, rigor en la vinificación y añejamiento en bodega. El objetivo era evidentemente crear una reputación que justificase un precio elevado.

El desarrollo de las ciudades durante los siglos XVIII y XIX, impulsada por la revolución industrial, donde la población obrera no cesaba de crecer, fue el factor que multiplicó la demanda de vino barato en esos tiempos.

Los viñedos europeos y la producción de vino se vio severamente afectada por dos hechos; la aparición de la filoxera en el Midi francés en 1860, un pulgón del tamañode una cabeza de alfiler que provocaba la muerte de la vid al nutrirse del jugo de sus raíces y que arrasó los viñedos europeos, conjuntamente con otras dos enfermedades surgidas al mismo tiempo, el oídio y el mildiu y la Primera Guerra Mundial.

El mundo del vino tuvo que dedicar una buena parte del siglo XX a reponerse de la crisis atravesada en la segunda mitad del XIX y principios del XX. Los esfuerzos llevados a cabo para superar las consecuencias de la filoxera y las crisis económicas ocurridas después de terminada la Primera Guerra Mundial, desembocaron en el desarrollo de la legislación vitícola, apareciendo el sistema francés de denominaciones de origen (AOC). Otros países vitivinícolas también comenzaron a desarrollar las denominaciones de origen e indicaciones geográficas del vino, como España e Italia.

Este sistema se convirtió, a partir de ese momento, en una garantía que regulaba variedades, límites territoriales, métodos de poda, etc. Se intentaba también combatir el fraude: vinos ordinarios etiquetados bajo grandes nombres, vinos adulterados, etc.

A partir de este punto se profundizó en la investigación sobre la vid, la fermentación y la crianza en bodega, que produce como consecuencia un período de prosperidad en la industria del vino, con abundancia de buenos vinos a precios relativamente razonables.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...