LLAMANOS 34 91 535 89 90

El clima y suelo de los vinos de Arlanza.

El clima y suelo de los viñedos justifican los vinos de un territorio. El terroir es la parte más importante y Arlanza en pleno corazón de castilla ofrece un vino muy vinculado a sus condiciones geográficas.

Producción de Vino | 2016-09-13 10:02:15


En esta parte de la región de Castilla León, las condiciones climáticas son continentales, en ocasiones estremas. Esta tierra sin embargo ofrece vinos de alta calidad y la uva, sobre todo la tempranillo muestra una adaptación única al entorno.

La zona de producción de la D.O.P. «ARLANZA» se sitúa en la parte suroeste de la provincia de Burgos y sureste de la provincia de Palencia. La vid ha sido un cultivo tradicional en toda la comarca ubicándose grandes extensiones de viñedo en todos los pueblos.

Las condiciones naturales de la demarcación territorial están muy ligadas con la climatología y esta a su vez con la altitud en la que se encuentran dispuestos los viñedos.

El clima de la zona de estudio está condicionado por su altitud sobre el nivel del mar, que oscila entre los 750 y 1.200 metros y por el aislamiento que ofrecen las montañas privando de la influencia marítima. En consecuencia, se puede definir como de rigurosos y largos inviernos,  veranos relativamente suaves, escasas precipitaciones y marcada aridez estival; la continentalidad da lugar a grandes oscilaciones térmicas, tanto diarias como estacionales, con temperaturas mínimas bajas en cualquier época del año, en especial en el invierno; el enfriamiento nocturno dificulta el ascenso de las temperaturas máximas, sobretodo en el verano.

En general toda la zona está marcada por la altitud. Se puede definir la zona este de la demarcación por los relieves abruptos y escarpados En el análisis de los suelos se observa que tienen una textura franco-arenosa; sin problemas de salinidad y con unos contenidos en materia orgánica más bien bajos En la transición entre las zonas abruptas del este (Covarrubias y Santo Domingo de Silos) y las llanuras onduladas del oeste hasta su encuentro con el valle del Arlanzón (Valles de Palenzuela y Santa María del Campo) los suelos son de pH básico y un alto contenido en calcio pero aptos para el cultivo de la vid. A medida que nos desplazamos hacia el oeste nos encontramos con la “Campiña”. Está formada por llanuras onduladas aptas para el cultivo del viñedo. Los suelos de esta amplia unidad tienen más arcilla en la parte norte y más carbonatos en el sur – oeste. Al sur del río Arlanza y cerca de su desembocadura en el Pisuerga se encuentran una serie de páramos y valles denominados “Páramos del Cerrato” coincidiendo con municipios como Baltanás o Palenzuela. Se caracterizan por la presencia de Caliza activa que es un factor de calidad pero que condiciona  la elección de patrones resistentes.

Por un lado la altitud donde se encuentran los viñedos y por otro las condiciones extremas sobre las que se desarrolla y madura la uva con grandes diferencias de temperatura entre el día y la noche, hacen que las variedades, en particular, la variedad Tempranillo, que se cultiva en muchas  comarcas vitivinícolas de nuestra geografía adquiera unas características particulares que diferencian a los vinos aquí elaborados y que no se encuentran en otras zonas que elaboran caldos de calidad reconocida.


 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...