LLAMANOS 34 91 535 89 90

El comercio mundial de vino apuesta por el espumoso, único que generó más valor en 2014.

Las importaciones del conjunto de los 13 primeros mercados mundiales de vino crecieron en 2014 un 2,7% en volumen pero cayeron ligeramente en valor, al bajar el precio medio respecto a 2013.

Actualidad | 2015-04-21 12:49:45


El vino espumoso fue el único que generó más valor y el que más creció en volumen, con el vino envasado liderando claramente las compras mundiales, aunque perdiendo cuota. Por su parte, el vino a granel y en envases de más de 2 litros creció a buen ritmo en litros pero cayó bastante en euros. EE.UU. y Reino Unido ganan cuota como primeros inversores mundiales en vino, con Alemania liderando un año más las compras en volumen.

Este grupo de 13 países compró 290 millones más de litros de vino español pero gastó sólo 4,3 millones más de euros, al ser el granel, vino con escaso valor añadido y a precios mucho más baratos, el líder indiscutible del crecimiento global de nuestros vinos.

Por otra parte, las importaciones de vino en Bélgica y Holanda cayeron levemente en volumen durante 2014, pero crecieron en valor al subir el precio medio. Franca lidera un año más las importaciones en ambos mercados, si bien destaca el buen desarrollo del vino español en Bélgica, gracias a la excelente marcha del Cava, que casi triplicó las compras de Champagne en litros.

El vino envasado español también creció a buen ritmo, tanto en Bélgica como en Holanda, aunque tras bajar bastante de precio. A diferencia de los anteriores, Suiza aumentó el volumen de vino importado en 2014 pero redujo su inversión, tras bajar de precio todos los vinos adquiridos.

En este caso, Italia es el principal proveedor en volumen, y supera por primera vez a Francia como principal vendedor también en valor. El vino español también creció mucho más que la media en volumen, aunque igualmente a precios bastante más baratos que en 2013.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...