LLAMANOS 34 91 535 89 90

El Consejo Regulador de vinos de Málaga quiere que la pasa moscatel sea patrimonio inmaterial de la humanidad

El Consejo Regulador se adhiere a la solicitud de que la Pasa Moscatel de Málaga sea incluída en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

Cultura del Vino | 2014-08-05 12:41:06


El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) es la entidad científica de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía dedicada al patrimonio cultural desde 1989.

Una agencia pública que se configura como un centro que integra todas las disciplinas del patrimonio cultural: investigación del patrimonio histórico, documentación, conservación de bienes culturales, restauración del patrimonio histórico, difusión y formación en patrimonio, entre otras.

También han determinado que podía ser incluida en algunas de las listas de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, iniciativa común de los municipios de El Borge, Almáchar e Iznate. Al acto han acudido representantes de UPA, COAG, Sindicatos Agrarios, UGT, CCOO y la cooperativa Ucopaxa. Los parlamentarios Remedios Martel y Pepe Bernal también apoyan la iniciativa de estos municipios.

La denominación de Origen de la Pasa de Málaga ampara las uvas pasas obtenidas mediante el secado al sol de frutos maduros de la variedad Moscatel de Málaga o Moscatel de Alejandría, cosechada y secada en la comarca de la Axarquía o en la subzona de Manilva.

El secado natural al sol es el tradicional de la zona y el único permitido por el Reglamento, de manera que hace que nuestro producto mantenga unas características organolépticas que la hacen inigualables en sabor, textura y color.

El secado se realiza en los paseros, que son superficies donde se extiende las uvas para su pasificación, orientadas al mediodía, con una inclinación mínima de los 8%, provistas de toldo y soporte para evitar la lluvia y el rocío. Su tamaño está en función de disponibilidad del terreno, con unas dimensiones en torno a 10-12 m x 4‑5,5 m., con una cabida aproximada entre 300 y 400 kg. por pasero.

Los racimos de uva se disponen cuidadosamente sobre la superficie del pasero: Las bayas más pequeñas se dejan en las zonas más externas, dado que son las primeras en secarse, manteniéndose en los paseros aproximadamente 10 días, variando según las condiciones climatológicas.

Los racimos una vez secados pueden ser desgranados manualmente, mediante la labor conocida como «picado», o mecánicamente en las industrias. En el picado participan todos los miembros de la familia, aunque es realizada mayoritariamente por las  mujeres, con tijeras de tamaño y forma adaptados a los racimos desecados para no deteriorar la calidad del fruto desgranado. Por tanto las pasas con Denominación de Origen tienen dos formas básicas de presentación, en racimo o en grano.

Los municipios de Totalán, Comares, Cútar, El Borge, Almáchar, y Moclinejo integran los 62 kilómetros de esta ruta en la que las especiales condiciones climatológicas permiten que florezcan campos de viñedos, cuyos frutos se convertirán en pasas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...