LLAMANOS 34 91 535 89 90

El consumo del vino y la publicidad.

El consumo del vino está muy vinculado al medio rural y a las sociedades tradicionales, a lo que llamamos aquí en la concepción de la cultura como conjunto, «la cultura del vino». Pero hay que intentar un cambio de paradigma para hacer subir el sector.

Actualidad | 2015-09-25 10:18:12


Podemos decir que el consumo  habitual  del  vino  estaba  dentro de esa cultura, de la que por muy diversas razones, nos estamos apartando y quizás por esto debamos comprenderla y asimilarla de nuevo, a través del conocimiento del mundo del vino, y una de las fórmulas podría ser el turismo del vino.

Son habituales entre los jóvenes, las explicaciones de su falta de consumo de vino, debida a su consideración de que el vino es una bebida de las generaciones pasadas, de sus abuelos. Esto nos lleva de nuevo a plantear nuevas directrices en la comercialización para incrementar su consumo.

Pero antes de seguir analizando las razones por las cuales creemos que el consumo del vino está disminuyendo, debemos exponer la importancia que esta regresión puede tener en la sociedad rural española, ya que mu- chas zonas productoras de vino en monocultivo, no tienen otra alternativa económica que no sea esa plantación. Debemos recordar que España es el tercer país productor de vino en el mundo, aunque también sea el noveno en producir cerveza.

Por lo tanto, la preocupación tiene un aspecto romántico relacionado con los modos de vida tradicionales, la transformación de las costumbres etc; pero el problema se puede plantear en los productores que ante esta situación, que vamos a comentar, tengan que cambiar de actividad por la falta de rentabilidad de sus frutos. De aquí que la opción del turismo del vino sea una fórmula más para animar al consumo de este producto y una forma de economía alternativa para las zonas de su   cultivo.

Indudablemente los hábitos alimentarios  han  cambiado  en  nuestro país y la aparición de nuevos productos ha hecho que otros que se consumían tradicionalmente hayan sido relegados, En el caso de las bebidas, el ejemplo es evidente.

Hasta hace pocos años el consumo de cerveza en España era bastante reducido y en los últimos quince años se han multiplicado por cuatro, los litros por habitante que se consumen de  cerveza.

A esto debemos añadir la aparición de otros tipos de refrescos no alcohólicos cuyo consumo aumenta  constantemente.

El cambio de la vida rural a la vida urbana, motivada por las distintas etapas de la emigración ha traído también consigo la modificación de muchas costumbres. Y dentro de la ciudad, según sus categorías y tamaños, las alteraciones son  mayores.

El hecho de que en la gran ciudad la alimentación se haga fuera de casa causa un cambio de hábitos y en particular una transformación en el caso de la ingesta del vino. Este hecho puede parecer contrario a lo que se expresa en muchas encuestas de que disminuye el consumo de vino en el hogar y aumenta en el sector hostelero, pero es un fenómeno   complementario.

Como lo es también el tipo de horarios de trabajo, o la necesidad de realizar desplazamientos.

Hay otro punto que queremos citar y es el relativo a la publicidad de las bebidas alcohólicas, y que ha tenido una gran influencia a la hora del incremento de los consumos de productos como la cerveza. Hay que tener en cuenta que debido a la graduación alcohólica, la cerveza si se puede publicitar en horarios habituales, cosa que no puede hacer el   vino.

Además la promoción del vino se está dando en  revistas especializadas y no populares, lo que hace que solamente llegue la información a capas sociales muy reducidas, dando un sentido de elite muy contrario al que habitualmente ha tenido. Y este punto nos llevaría también al tema del precio actual de los vinos, como posible causa de disminución del consumo.

Por lo tanto, se trata de volver un poco al origen del vino como bebida cercana y familiar, desvinculándola de la pose elitista y madura que ha adquirido, sobre todo en los ambientes urbanos. Para ello es importantes que bodegas y distribuidores tomen la conciencia de acercarse al público joven sin tapujos, con una experiencia más fresca e invertir en una publicidad más cercana.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...