LLAMANOS 34 91 535 89 90

El corazón vitivinícola de Extremadura. Tierra de Barros.

Esta denominación de origen, la única de Extremadura, toma su nombre del río que recorre los viñedos de este a oeste. Es la D.O. Ribera del Guadiana aglutina seis subzonas que están divididas entre las dos provincias de la comunidad: Badajoz al sur, y Cáceres al norte.

Rutas del Vino | 2015-07-20 11:14:03


La subzona de mayor extensión de viñedos es Tierra de Barros, que obtuvo fama exportando caldos con la categoría de Vino de la Tierra.

Así es esta zona donde pantanos y ríos riegan y refrescan esta tierra arcillosa, de barros, excelente zona de cultivos y buenos vinos. Almendralejo, ciudad de la cordialidad, destaca por su gran actividad agrícola e industrial.

La calidad de sus suelos, ricos en nutrientes y con notable capacidad para la retención de agua, el clima y la variedad de las uvas contribuyen a que, junto al saber hacer de los bodegueros, los vinos despunten y sean valorados en los mercados tanto nacionales como internacionales.

Se trata de vinos amplios, suaves, agradablemente cálidos y de moderada acidez, poseedores de aromas muy particulares que les confiere un atractivo sello distintivo.

Desde esta singularidad se continúa apostando por nuevas fórmulas de elaboración, que van desde el fomento de nuevas variedades o la mejora en los métodos de vendimia, hasta una modernización de las instalaciones con el aumento del parque de barricas para los caldos de crianza.

La Ruta del Vino Ribera del Guadiana ha procurrado que la comarca de Tierra de Barros y Zafra-Rio Bodión tengan una relevancia principal como zona enoturística, para convertirla en un "destino turístico de referencia" en Extremadura, que genere, a su vez, nuevos productos turísticos y atraiga al turista durante todo el año.

Innumerables son las bodegas elaboradoras que fijan la población de numerosas localidades del ámbito rural volcadas en el mantenimiento de este cultivo. Ciudades que, además, cuentan con una riqueza monumental e histórica preparada para ser descubierta por el turista, interesado en conocer todos los detalles que rodean a la cultura del vino, Villafranca de los Barros o Santa Marta de los Barros.

Almendralejo es sin duda la capital de la zona vitivinícola. Cuenta con el Museo del Vino que se ubica en la antigua “Alcoholera Extremeña”, un edificio que ha sido rehabilitado como testigo de arquitectura industrial y que conserva la estructura inicial de la alcoholera, situada en la Calle Ciudad de Rubí, junto a la Plaza de Toros y Parque de la Piedad, entra dentro del proyecto denominado “Museos de identidad” que lleva a cabo la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura, en directa colaboración con el Ayuntamiento de Almendralejo.

El museo nace como un proyecto integral, donde confluye la historia y la tradición con la tecnología de un futuro que promueve el vino como producto de calidad. Se orienta para que las personas que los visiten, se adentren en un mundo de sensaciones, de aromas, de colores y de sabores, ofreciendo además material de estudio, para quienes quieran adentrarse en conocer las culturas del vino y abriendo sus puertas a todas aquellas personas o instituciones que quieran organizar jornadas o actividades relacionadas con este producto. Dentro del museo, además de las salas que albergarán directamente la exposición permanente en torno al vino, nos podremos encontrar con una sala para exposiciones temporales, un salón de actos, una vinacoteca, una biblioteca y unos jardines plantados con distintos tipos de viñas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...