LLAMANOS 34 91 535 89 90

El creador del helado de vino

Desde hace 20 años, la heladería Miranda en Cafayate, situada en Salta, Argentina, elabora helado de vino. La creación de este magnífico postre tiene una historia muy peculiar, vinculada al vino, que dio la vuelta al mundo. Te la contamos

Cultura del Vino | 2014-08-05 11:30:44


En Salta, ya son varias las heladerías que han reproducido este postre, pero su historia se remonta a 1996, cuando Ricardo Miranda, un inquieto artista, probo con el método de prueba y error, un producto único. En febrero de 1996, plena época de la Serenata a Cafayate, en un almuerzo para la prensa presentó el helado de vino torrontés y cabernet, que luego se hizo famoso en todo el mundo.

El gusto a terruño del vino torrontés y del cabernet calchaquí, lo sambulleron por dos años en el intento de lograr el helado de vino perfecto. En 1996 lo consiguió. Turistas ingleses, alemanes, italianos, polacos, escoceses, americanos y de provincias argentinas hacen una parada, casi ritual, en la calle Güemes de Cafayate para saborear la crema blanca o tinta en la popular heladería "Miranda" que figura en las guías turísticas de muchos países, asociada directamente con Cafayate. S invento está legalmente patentado como "Helados Miranda: creador del helado de vino".

Este creativo cuenta que "en el '94 comencé a probar y. Demoró 2 años en lograr el sabor y la consistencia del helado que figura en las guías turísticas de Inglaterra, Escocia, Polonia y otros Tomó la decisión de fabricar helados porque su esposa había abierto una heladería en 1992 y según cuenta "perdía plata con los industriales". Entonces compró una maquinita y se puso a inventar. De ahí salieron los populares helados de vino torrontés y cabernet.

Por ser blanco, el torrontés tiene una simbiosis natural con el frío y en helado queda perfecto. El cabernet, un tinto bien calchaquí, en helado pierde un poco sus taninos pero igual expresa su inconfundible gusto a terruño. Con su color violáceo es el preferido de los hombres cuando buscan refrescar el aliento con el invento cafayateño. Las mujeres se inclinan más por el rey torrontés. Así nació la "Crema Miranda" salpicada de almendras y también el helado de chañar, de algarroba, de tuna, de mango, de sandía y el de pera que es una crema suave y espectacular, entre tantos otros.

El creador del helado de vino comentó que su invento “está registrado internacionalmente y cumple 20 años.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...