LLAMANOS 34 91 535 89 90

El CSIC a la vanguardia del estudio de la interacción vino-microbioma humano.

El vino es una importante fuente de compuestos fenólicos y que pueden tener beneficios probióticos para el ser humano. El CSIC es pionero en el estudio de estas relaciones.

La vid, el vino y el CSIC | 2015-12-28 10:15:23


El microbioma humano se compone fundamentalmente de microbios que están presentes de forma natural en los diferentes ecosistemas del cuerpo (boca, tracto gastrointestinal, tracto genitourinario y piel).

Como el vino es una fuente importante de compuestos fenólicos, científicos del CSIC(1) han demostrado su capacidad antimicrobiana frente a bacterias productoras de caries dental, llegando a proponer que extractos de uva ricos en polifenoles podrían utilizarse como ingredientes de colutorios.

A nivel intestinal, los polifenoles del vino son transformados por el microbioma humano, produciéndose compuestos beneficiosos (prebióticos) para otras bacterias intestinales saludables, o compuestos directamente beneficiosos para la salud del consumidor, potencialmente reductores de procesos inflamatorios o trastornos metabólicos(1). También se ha demostrado la existencia de mecanismos de adaptación de las bacterias del microbioma humano intestinal a la presencia de polifenoles del vino, haciendo más asimilable para el organismo humano dichos compuestos, y beneficiando así la salud del consumidor(2).

Más información:

(1) Dra. María Victoria Moreno Arribas (victoria.moreno@csic.es), Grupo de Biotecnología Enológica Aplicada (BEA). Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL)

(2) Dra. Rosario Muñoz (rmunoz@ictan.csic.es), Grupo BIOBACT. Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Nutrición (ICTAN)

Publicación del la exposición: La Vid, El Vino y El CSIC. Comisarios de la exposición: Mª Carmen Martínez y Alfonso Carrascosa.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...