LLAMANOS 34 91 535 89 90

El CSIC desarrolla una lengua electrónica.

Durante su recorrido por la boca del catador, el vino muestra todas sus facetas sápidas, aromáticas y estructurales. Esta fase requiere especial paciencia y atención.

La vid, el vino y el CSIC | 2015-12-28 10:15:23


Ante la necesidad de desarrollar sistemas automatizados de análisis rápidos y precisos, que permitan seguir la evolución de los parámetros indicadores de la calidad final del vino, o bien obtener información que ayude a mejorar los procesos de producción, científicos del CSIC han desarrollado una “lengua electrónica”.

Consiste en un sistema multisensor formado por sensores fabricados con tecnología microelectrónica, es decir, chips de silicio, con Transistores de Efecto de Campo Selectivo a Iones (ISFETs). Dichos sensores miden parámetros como la conductividad y especies oxidantes reductoras, relacionados con distintas características y compuestos presentes en mostos y vinos.

La lengua electrónica incluye además sistemas ópticos integrados para medir el color. Los datos numéricos recogidos por estos sensores, se relacionan mediante técnicas de cálculo matemático (análisis multivariante) y permiten así clasificar los mostos y vinos según la variedad de uva, el origen geográfico, el año de la cosecha, e incluso en función de sus características organolépticas.

También permiten cuantificar algunos parámetros de interés para el control de calidad del vino como su grado alcohólico, pH, acidez total, glicerol, color, etc.

Más información: Dra. Cecilia Jiménez Jorquera (cecilia.jimenez@csic.es), Grupo de Transductores Químicos (GTQ). Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB-CNM).

Publicación del la exposición: La Vid, El Vino y El CSIC. Comisarios de la exposición: Mª Carmen Martínez y Alfonso Carrascosa.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...