LLAMANOS 34 91 535 89 90

El cultivo de los viñedos del vino de Jerez.

Dónde se cultiva el vino de Jerez y cómo se lleva a cabo la viticultura influye en que este vino sea tan especial. Estos son algunos de los factores claves en el cultivo de las viñas del Marco de Jerez. Fuente: Francisco Solís Navarro.

Producción de Vino | 2014-07-23 10:14:29


El Conocido "triángulo del Jerez" está ubicado entre las localidades de Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda, si bien incluye también determinados "pagos" o tierras de las localidades de Chipiona, Trebujena, Rota, Puerto Real, Chiclana y Lebrija.

La extensión total de la zona de producción es de aproximadamente 10.500 hectáreas, distribuida entre un número aproximado de 3.000 viticultores, muchos de ellos pertenecientes a alguna de las siete cooperativas existentes en el Marco.

Los factores geográficos son muy importantes a la hora de definir el viñedo, Principales factores climáticos.Las condiciones climáticas más relevantes del Marco del Jerez son las siguientes: Una media de casi 300 días de sol al año, amplias oscilaciones térmicas, con veranos muy cálidos e inviernos suaves, alta pluviosidad, con gran concentración de las precipitaciones entre los meses de octubre y mayo

El viento de poniente aporta la humedad y frescura del Atlántico, mientras que el levante, seco y cálido, ayuda a que la uva madure.

Factores de calidad en un viñedo: tradicionalmente los viticultores jerezanos dividen la zona de producción en "pagos", considerándose como tales a cada pequeña zona de viñas, con tierra y condiciones microclimáticas homogéneas, y habitualmente delimitadas por accidentes topográficos. Algunos pagos famosos son los de Añina, Balbaína, Carrascal o Macharnudo.

La tierra albariza.

Desde el punto de vista de su composición, se distinguen tres tipos básicos de suelos: albarizas, arenas y barros. La distinta riqueza en carbonato cálcico de cada uno de los tipos, así como su contenido en materia orgánica, determinará distintos grados de productividad, pero también distintos niveles de calidad de la uva resultante.

La albariza es la tierra más idónea para la producción de uvas aptas para la elaboración del Jerez, y la que proporciona los vinos de mejor calidad. La roca albariza es una marga blanca ("alba" significa blanca) formada por la sedimentación de las aguas de un mar interior que cubría la comarca en el periodo Oligoceno. Es rica en carbonato cálcico, arcilla y sílice. La albariza tiene un alto poder retentivo de la humedad, almacenando la lluvia caída en invierno para nutrir la cepa en los meses secos.

Variedades de uvas autorizadas.

 El Reglamento autoriza exclusivamente la utilización de tres variedades de uva, todas ellas blancas: Palomino, Pedro Ximénez y Moscatel. La primera de ellas es, sin duda, la variedad fundamental en la elaboración del vino de Jerez, mientras que las otras dos, por su mayor contenido en azúcar y sus características organolépticas, son utilizadas mayoritariamente para la elaboración de vinos dulces.

La uva Palomino.

La uva palomino es sin duda la variedad reina de Jerez. Gracias a sus especiales características vitícolas y enológicas ha ido extendiéndose cada vez más y hoy es la variedad preponderante en la elaboración del Jerez; aproximadamente un 95% de la superficie total de viñedos del Marco se dedica a esta variedad. Se trata de una variedad relativamente "neutra" desde el punto de vista de sus connotaciones organolépticas, si bien la experiencia ha demostrado que es la ideal para todo el complejo proceso ulterior de la crianza, momento en el que el Jerez alcanza su verdadera dimensión como vino.

La plantación de una viña.

Los porta injertos (vid americana resistente a la filoxera) suelen plantarse en enero. Posteriormente, en Agosto, una vez que se han desarrollado convenientemente las raíces, se procede a injertar manualmente una yema de la variedad de vinífera (palomino).

Durante los primeros años, la poda se dirige a conducir el crecimiento de la planta, de manera que ésta alcance la altura deseada -unos 60 cm.- para su fase de producción (a  partir del cuarto año).

El cultivo de la vid.

Una vez que la planta ha alcanzado la altura deseada y se encuentra en fase de  producción, comienza un sistema de poda genuino del Marco de Jerez, denominado de "Vara y Pulgar". La planta, tras la fase de formación, ha quedado dividida en dos partes o brazos, formándose así los "lineos" (liños) típicos del Marco de Jerez.

Cada año, se dejará desarrollar en uno de los extremos una "vara" con ocho yemas, mientras que en el otro brazo tan sólo se dejará un "pulgar" con una (o dos) yemas. Al año siguiente, la yema del pulgar dará lugar a la nueva vara mientras que la vara de año anterior se podará dejando tan sólo una yema. De esta forma, la producción se va obteniendo de forma alternativa en una u otra parte de la planta.

Otra labor tradicional en el Marco de Jerez es el "aserpiado" o "alumbra"; preparación de la tierra para maximizar la captación del agua de lluvia, a base de crear una barreras alrededor de las cepas.

Localiza y Reserva tu cata de Vino en Jerez (Cádiz)

Ruta del vino en el Marco de Jerez

¿Por qué los diferentes nombres de la denominación de origen Jerez-Xerés-Sherry?

¿Qué son los vinos de añadas de Jerez?

Dos tipos de crianza en los vinos de Jerez

La semana intensa del enoturismo en Jerez

Las tres ciudades del triangulo del vino de Jerez

El Consejo Regulador de Jerez cumple 80 años

Enoturismo: acercamiento a las bodegas de crianza del vino de Jerez

¿Sabes que es la clasificación y el encabezado en los vinos de jerez?

La certificación de los vinos de más edad de Jerez

¿Qué suelos caracterizan a los vinos de los Marcos de Jerez?

¿Cómo ha de ser el suelo y clima para la producción de los Vinos de Jerez?

Los vinos de jerez tienen que cumplir unos requisitos especiales de suelo y altitud

La Diputación de Cádiz y el Consejo regulador potenciarán conjuntamente los vinos de jerez y el enoturismo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...