LLAMANOS 34 91 535 89 90

El enoturismo a debate como dinamizador empresarial

El periodista especializado en agroalimentación, turismo y gastronomía Javier Pérez Andrés protagonizó durante la conferencia titulada ‘Enoturismo: algo necesario’ trasladó a los asistentes sus conocimientos en torno a asuntos de vital importancia para el sector regional.

Enoturismo | 2014-12-10 17:25:39


El Auditorio Municipal de Medina del Campo se convirtió ayer en centro de atención del sector enoturístico vallisoletano con motivo de la conferencia que impartió el prestigioso comunicador Javier Pérez Andrés. Bajo el título de ‘Enoturismo: algo necesario’, el periodista ha analizado, junto a los socios del proyecto Ruta del Vino de Rueda y empresarios del sector, el desarrollo actual del enoturismo en la provincia de Valladolid y su potencial de crecimiento.

Pérez Andrés puso de relieve los puntos fuertes y débiles del sector en la actualidad. Defendió el inmenso valor de la cultura del vino en la DO Rueda y del patrimonio histórico, monumental, artístico y gastronómico, “una tierra donde el mundo se repartió en el Tratado de Tordesillas, donde se forjó España y vivieron y murieron personajes clave de la historia de España y del Mundo, como los Reyes Católicos, Teresa de Jesús o Cristóbal Colón”. Además, recordó que en la zona el vino “ha sido el elemento configurador de un carácter, de una economía, de una tradición desde hace varios siglos”.

El periodista destacó la buena gestión de la Ruta del Vino de Rueda e hizo hincapié en la relevancia de su labor integradora entre las empresas en favor de la calidad de los productos y servicios que configuran la experiencia de los visitantes al territorio. Resaltó la importancia de que las empresas adapten sus estrategias de marketing a la realidad actual a través de los nuevos medios de comunicación, como las redes sociales, y del enoturismo como una poderosa herramienta de promoción, de fidelización y de creación de imagen.

Entre las asignaturas pendientes del sector en la actualidad señaló la necesidad de integrar al máximo número de agentes: municipios, restaurantes, pequeños obradores y artesanos, alojamientos, por pequeños que sean, mientras aporten valor cultural y de destino. También resaltó que debe haber un cambio de mentalidad hacia la apertura, para poner en valor y mostrar “lo nuestro, nuestra historia y cultura, que a los visitantes, cuanto más lejanos y de procedencia más exótica, más les fascinará”.

Asimismo, hizo un llamamiento a las bodegas para que abran sus puertas y sean conscientes de los beneficios promocionales y de imagen que conlleva el enoturismo. Destacó que el vino es un producto que la sociedad reivindica como identitario y que lleva por bandera por el mundo, como elemento característico de su cultura, con los beneficios que conlleva para las bodegas. El comunicador instó a las bodegas a corresponder este sentimiento y a aprovechar esta aceptación social, abriendo sus puertas y desarrollando estrategias de promoción enoturísticas.

Ante un centenar de asistentes, Pérez Andrés hizo un repaso de la evolución histórica de la producción de vino en la zona geográfica correspondiente a la DO Rueda y analizó el fenómeno de puesta en valor del vino como producto cultural y símbolo de identidad de un territorio desde los años 80s con la creación de la DO Rueda.

Durante el acto, también se realizaron degustaciones de productos enogastronómicos de la Ruta del Vino de Rueda, tales como Mantecados al Verdejo y Empanada de Conejo, de La Giralda de Castilla, panes del obrador Pecado Artesano, aceite de Oliduero, vino espumoso de Emina Rueda, quesos de la Quesería Campoveja y morcilla de El Mesón de Pedro.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...