LLAMANOS 34 91 535 89 90

El enoturismo en España: una gran y creciente opción turística.

El enoturismo o turismo enológico es aquel tipo de turismo dedicado a potenciar y gestionar la riqueza vitivinícola de una determinada zona. En España esá creciendo la motivación de muchos consumidores por hacer enoturismo. Autor: Leonor Pérez Ruiz.

Enoturismo | 2014-06-05 17:13:46


El enoturismo se ha convertido en un importante generador de negocio para numerosas regiones rurales del mundo, como es el caso de la comunidad autónoma de Castilla y León.

Se ha escrito mucho en torno a qué es el turismo enológico o enoturismo, y qué actividades y servicios incluye (Charters, S & J. Ali-Knight, 2002;Rius, 2008; Elías Pastor, 2008; Getz, 1998). Así, Sparks define este término como “Visits to a wine region for recreational purposes” (2006).

Por su parte, la Western Australian Wine Tourism Strategy (2000) propone la siguiente descripción:

[To] travel for the purpose of experiencing wineries and wine regions and their links to lifestyle. Wine tourism encompasses both service provisionand destination marketing. (Citado en Bruwer, 2003)

En definitiva, el enoturismo es una forma de viajar y conocer que combina el turismo con el mundo del vino, que responde a las nuevas motivaciones turísticas que han llevado al interés por todo lo relacionado con el mundo del vino, la visita a las bodegas y la degustación del vino.

Fig. 1.- Buscador de Catas de Vino en las 51 provincias españolas. Se trata de una novedosa herramienta informática que fomenta el enoturismo en España.
Son las Bodegas y Vinotecas las que anuncian directamente sus actividades de enoturismo. Siendo el contacto directo entre Usuario y la Bodega o Vinoteca.
Acceder aquí.

En general las múltiples descripciones existentes de enoturismo incluyen características tales como la experiencia de un estilo de vida, el componente educacional, la relación con el arte, el vino y la comida, la incorporación a la imagen del destino turístico, o la oportunidad comercial de incrementar los valores económicos, sociales y culturales de la región.

Así, esta nueva alternativa de negocio, o diversificación del ya existente, resulta muy atractiva para cualquier persona que sepa de vino o tenga curiosidad por conocerlo y/o familiarizarse con su producción.

Además, el enoturismo no sólo tiene que ver conconocer de primera mano el lugar donde se cultiva y elabora el vino, sino que esto se enmarca dentro de un viaje en permanente contacto con la naturaleza y el ambiente rural.

El enoturismo, así pues, engloba diferentes actividades y conceptos: visitas a bodegas, paisaje de viñedo, actividades entre viñas, museos del vino, cursos de cata, alojamientos en bodegas o tematizados, maridaje en comidas, compras y artesanía, vinoterapia, fiestas y tradiciones, etc.

Por ejemplo, como señalan Duarte et al (2008), asistir a exposiciones y festivales también está muy relacionado con el enoturismo “not only in the form of tasting wines but also in motivating travelers to experience thecharacteristics of wine regions.”

Incluso, asistimos a la creación de curiosas sinergias entre el vino y distintos aspectos de nuestra cultura como los productos típicos, o los lugares emblemáticos, que relacionan a los enoturistas con otras rutas, de castillos, monasterios, del aceite, del queso, del pan o micoturismo. (Elías Pastor, 2006)

Por lo tanto, el sector del vino gana puntos como opción turística y poco a pocose suman a esta actividad nuevas acciones de enoturismo promovidas por diversos agentes.

Estos agentes son tanto de iniciativa privada como institucional, y el fin de estas acciones es favorecer la difusión de las denominaciones de origen autóctonas e incluirlas en las rutas turísticas como ya se hace en otros países.

En el caso concreto de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, en los últimos años han surgido numerosas iniciativas en torno al enoturismo algunas de las cuales son dignas de ser reseñadas.

A fin de cuentas esta nueva actividad resulta beneficiosa para dos áreas concretas de la economía, las bodegas y las empresas turísticas. Para la bodega el enoturismo es un canal de distribución de sus vinos y a la vez una vía de comunicación con clientes potenciales.

Para ellos el objetivo primordial del enoturismo es que el consumidor experimente, viva y sienta el espíritu de la bodega yde los vinos, así como que se genere el “boca-boca” con el fin de convertirse en un canal de comunicación para el futuro, e incrementar sus ventas y el conocimiento de la marca. Para las empresas turísticas el vino supone un factor de motivación fundamentalde los turistas a la hora de elegir un destino, puesto que con frecuencia las regiones vitivinícolas tienden a ser zonas atractivas y las plantaciones de viñas tienen una estética agradable a la vista.

Además, el clima que se requiere para la producción de uva también es adecuado desde el punto de vista turístico.

Puesto que el enoturismo es una forma de turismo que funde las actividades del mundo del vino con las propias del turismo rural, en la actualidad muchos profesionales del ámbito del turismo rural cuyos alojamientos se encuentran dentro de una zona con denominación de origen vitivinícola, o próximas a ellas, se ven favorecidos por esta circunstancia, ofertando productos relacionados con el vino. Pero parece ser que esto sólo es el principio de una gran alianza. Cambourne et al (2000) señalan que el enoturismo es un concepto que está sufriendo un gran desarrollo y que aún queda mucho por saber en cuanto a cómo ambas empresas, la industria del vino y la industria turística pueden hacer una contribución positiva tanto recíprocamente como a las regiones a las que pertenecen.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...