LLAMANOS 34 91 535 89 90

El Fondillón, la joya monastrell

El Fondillón es el vino noble de Alicante, entendiendo vino noble en el sentido de que se consigue un alto contenido de alcohol de una manera natural, además de ser uno de de los vinos históricos con recpercusión en Europa.

Cultura del Vino | 2014-12-17 16:03:48


El significado de la palabra Fondillón: "fondo de la cuba antes de volver a llenar", se refiere al sistema de "escala de soleras" utilizado tradicionalmente para su envejecimiento. Por medio de éste sistema las botellas se vuelven a llenar una vez al año o cada dos años y una parte de cada barril es decantado en el siguiente, y así rellenar la pérdida del vino viejo que va saliendo, el cual es de la mejor selección de uvas Monastrell.

Las viñas pueden tener 70-80 años de edad y cada una no produce más de 1 kg. de uvas. A las uvas se dejan colgar y la recogida es tardía, por lo que, naturalmente, se eleva el grado de alcohol, un factor que ayuda a llevar a cabo todo el aroma y sabor de la uva Monastrell.

Estos vinos dulces desaparecieron a finales de los 60 y han sido rescatados del olvido por algunos elaboradores de la comarca vitivinícola alicantina a partir de los escritos existentes referentes a su proceso de elaboración.

Los “Fondillones” fueron vinos de gran fama en todas las cortes europeas, desde el Renacimiento hasta principios del siglo XX, existiendo numerosas citas escritas sobre el mismo, destacando las memorias del Duque de Saint-Simon en la corte de Luis XIV, o la existencia de barricas de este vino en la bodega del buque en el que Juan Sebastián Elcano dio la vuelta al mundo. También ha sido citado por Shakespeare, por Alejandro Dumas en “El Conde de Montecristo” o por Daniel Defoe en “Robinson Crusoe”.

Son vinos que proceden de uvas asoleadas. El mosto se pone en toneles de roble junto con el hollejo en los que arranca muy lentamente la fermentación por la gran cantidad de azúcar. Se obtiene un fondillón con 17-18% de alcohol y después se enrancia en toneles de crianza o en soleras de las bodegas durante al menos ocho años. Las características organolépticas pueden responder a la de los vinos rancios.

Las variedades utilizadas son el Monastrell, Garnacha y Bobal.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...