LLAMANOS 34 91 535 89 90

El Gobierno de Canarias ayudará a los viticultores para paliar la mala cosecha de este año.

Se pondrán en marcha medidas y apoyo a los viticultores "en un año que todos los consejos reguladores han calificado, según sus previsiones de cosecha, como el peor de los últimos veinte".

Cultura del Vino | 2016-10-03 12:18:36


El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, ha anunciado en el Parlamento de Canarias que su departamento pondrá en marcha acciones de control contra el fraude y la agilización de las ayudas, entre otras acciones, en apoyo a los viticultores "en un año que todos los consejos reguladores han calificado, según sus previsiones de cosecha, como el peor de los últimos veinte".

Quintero, que compareció ante el Pleno, quiso dejar claro que "pese a que las competencias de la Consejería deja margen para solo ciertas actuaciones, hemos querido poner en marcha una serie de medidas que explicamos el lunes en el Consejo de la Viña y el Vino a todos los consejos reguladores, que estuvieron de acuerdo con el marco de actuación que hemos planificado".

"Vamos a intensificar esfuerzos en cuestiones como la reducción de plazos, agilización de los trámites e incremento de las inspecciones", abundó, "entre otras cuestiones porque los más perjudicados son precisamente los más pequeños, lo que más dificultades tienen a la hora de hacer frente a estas situaciones".

Quintero explicó que, en lo referente al POSEI, se dará prioridad dentro del abono de la ficha adicional a las ayudas para viticultura. "Además, solicitaremos una rebaja de la cantidad mínima de kilogramos por hectárea para percibir la ayuda, ahora en 400 kilos, algo que podemos solicitar como excepción por condicones climatológicas extraordinarias", explicó.

Plan contra el fraude

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas desglosó, además, las acciones de lucha contra el fraude por uso de uva foránea que pondrá en marcha a través del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA). "Hay que dejar claro que la entrada de uva para vinificación está permitida, lo que no está permitido es su uso para hacer vino amparada por la denominación de origen (DO)", explicó.

Esas acciones, por lo tanto, consistirán en un análisis de la trazabilidad de la uva desde que entra por los Puestos de Inspección Fronterizos (PIF) hasta su llegada a las bodegas. "Nuestra experiencia nos dice que no existe fraude en las bodegas que embotellan vinos con denominación de origen, pero en un año con escasez de cosecha queremos ser más exhaustivos", remarcó.

Quintero explicó que la Consejería ha llegado a un acuerdo con la administración del Estado, que es la competente en los PIF, para que nos informen de las partidas de uva para vinificación que entran y cuál es su destino, "de manera que podamos seguir todo su recorrido, la trazabilidad completa". Además, se harán mediciones de los rendimientos por bodega teniendo en cuenta el rendimiento general de la comarca y de la propia bodega en años anteriores.

Junto a estas acciones, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas anunció que dentro la línea del PDR para promoción se sacará de forma anticipada, y se incrementará en 100.000 las ayudas que se dan a los consejos reguladores.

"Dentro de estas medidas", continuó Narvay Quintero, "también va a tener cabida una más concreta para La Palma. A la falta de cosecha se ha unido que algunas bodegas y algunas parcelas se vieron afectadas por el incendio de este verano. Por eso, vamos a poner en marcha una línea del PDR para ayudar a esos viticultores".

Quintero quiso dejar claro que esta línea "no va encaminada a cubrir las pérdidas de renta sino a actuar sobre aquellos que tengan un 30% de pérdida en inversiones, ya que se dirige a reponer esas inversiones".

"Tenemos también una petición del sector que estamos viendo cómo atenderla a través del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICCA) y es un análisis de por qué la viña no ha brotado este año", explicó el consejero, quien manifestó que, si bien es cierto que la falta de frío ha hecho que no se dé la cantidad de uva que se suele dar, ésto se ha dado de forma desigual, incluso, en una misma parcela.

Narvay Quintero, que calificó este año como atípico, aseguró que seguirán muy de cerca la evolución de la vendimia y pidió la colaboración de todas las administraciones en la ayuda al viticultor, "ya que nos preocupa mucho que estos productores abandonen la viña de gran importancia para nuestra economía, nuestro paisaje y nuestro turismo, en definitiva, para nuestra identidad".

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...