LLAMANOS 34 91 535 89 90

El Gobierno de Castilla La Mancha valora el incremento de ventas de vino embotellado.

Martínez Arroyo ha señalado el aumento de las exportaciones de botellas de vino en la última campaña, situándose a la cabeza la DO La Mancha con 81,2 millones de botellas que “continúa imparable”.

Producción de Vino | 2017-02-22 11:42:31


Un éxito que, como ha indicado, “es extensible a todas las bodegas de la región que están haciendo un enorme esfuerzo y que confían en la Planificación del Sector del Vino que ha comenzado en Castilla-La Mancha en esta nueva etapa”.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha manifestado que “el sector del vino debería estar facturando ya 2.500 millones de euros”, esto supondría un incremento del 4 por ciento en el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla-La Mancha y “beneficiaría a toda la cadena alimentaria”. De esta manera ha defendido el importante papel económico y social del sector del vino en la región y su éxito en los mercados internacionales durante su participación en el Foro sobre el Sector Vitivinícola, organizado por el Grupo de Comunicación La Cerca hoy en el salón de actos de la Diputación albaceteña y que ha reunido a los principales líderes del sector del vino de Castilla-La Mancha.

El titular de Agricultura ha valorado las cifras que ha dejado la última campaña, con 81,2 millones de botellas de vino de la DO La Mancha en el mercado y también el aumento significativo de las exportaciones de la DO Manchuela que ha experimentado un incremento cercano al 25 por ciento, fundamentalmente a los mercados de China, Japón, Alemania; con un total de venta de 2,8 millones de botellas. “Un éxito que es extensible a todas las bodegas de la región que están haciendo un enorme esfuerzo y que confían en la Planificación del Sector del Vino que ha comenzado en Castilla-La Mancha en esta nueva etapa” ha indicado.

En este sentido, Martínez Arroyo ha recordado el inicio de varios proyectos de integración comercial en las cooperativas albaceteñas de Cenizate y Fuentealbilla, en la DO Manchuela y otro en Ontur y Albatana, de la DO Jumilla. “Son pequeñas integraciones y fusiones pero todo sirve para ir consolidando un sector y que esté en menos manos y eso es compatible con que exista mucho tejido empresarial y empresas y 100.000 viticultores en Castilla-La Mancha”, ha afirmado. Unos proyectos empresariales que, como ha recordado, siguen la senda de la importante alianza entre dos cooperativas El Progreso, de Villarrubia de los Ojos y Los Pozos, de Daimiel impulsada por el Gobierno regional en Ciudad Real, recientemente.

El responsable de Agricultura del Gobierno regional también ha avanzado que la próxima semana se publicarán las bases de la nueva línea FOCAL, dotada con 70 millones de euros, y ha explicado que “hemos comprometido ayudas a los viticultores o agricultores dueños de las cooperativas para que los propios consejos rectores tomen las decisiones de la integración comercial”.

Acompañando al consejero han estado presentes el director del IRIAF, Esteban García; el director general de Desarrollo Rural, Javier Carmona; el director de la Enológica de Alcázar de San Juan, Alipio Lara; el delegado de la Junta de Albacete, Pedro A. Ruíz Santos; el presidente de la Diputación provincial, Santiago Cabañero, además de importantes personalidades representantes de las organizaciones profesionales agrarias y cooperativas, así como del mundo universitario, financiero y bodeguero. Entre ellos, el presidente de la cooperativa de vino más grande de Europa, Virgen de las Viñas de Tomelloso, Rafael Torres.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...