LLAMANOS 34 91 535 89 90

El Malbec, la varietal emblema del vino argentino.

Desde los tiempos del Imperio Romano hasta la modernidad, el Malbec ha sido reconocido y disfrutado por los paladares europeos, principalmente ingleses y franceses. Siglos después, es en Argentina en donde esta cepa se desarrolla de manera inigualable y encuentra el hábitat que propicia vinos únicos que reconoce el mundo entero.

Vinos del Mundo | 2014-10-07 13:32:06


Hoy Argentina es el mayor productor mundial de Malbec, y el Malbec es la estrella argentina, cultivada en todas las regiones vitivinícolas del territorio nacional.

El origen del Malbec se encuentra en Bordeaux, en el sudoeste de Francia. Allí se cultivaba este cepaje con el cual se elaboraban los vinos conocidos con el nombre del lugar: vinos de Cahors. Estos vinos alcanzaron reconocimiento desde los tiempos del Imperio Romano. Luego se consolidaron en la Edad Media, para terminar de fortalecerse en la modernidad. Un paso decisivo fue la conquista del mercado inglés, proceso que tuvo su origen en la boda entre el rey de Inglaterra y la duquesa de Aquitania, con la cual, el sudoeste de Francia quedó bajo la autoridad del rey inglés; a partir de entonces, se produjo un giro del mercado británico hacia esos vinos, y se comenzó a construir la cultura de la apreciación del cepaje en Inglaterra y en el mundo. Cuando la plaga de filoxera destruyó la viticultura francesa, a fines del siglo XIX, el “Cot” cayó en el olvido, dejando sin embargo, una cultura de apreciación del Malbec ya construida.

Sobre esa base se desplegó, un tiempo después, el Malbec argentino. A nuestro país llegó de la mano del francés Michel Aimé Pouget (1821-1875), agrónomo contratado por Domingo Faustino Sarmiento para llevar adelante la dirección de la Quinta Agronómica de Mendoza.

Siguiendo el modelo de Francia, esta Quinta Normal se propuso incorporar nuevas variedades de cepas como medio para mejorar la industria vitivinícola nacional. Esta iniciativa fue acogida por el gobernador de Mendoza Pedro Pascual Segura. El 17 de abril de 1853 presentaron el proyecto ante la Legislatura Provincial, con vistas a fundar una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. La Cámara de Representantes abordó el proyecto y terminó por aprobarlo con fuerza de ley el 6 de setiembre de 1853.

Pouget llegó a Mendoza en 1853, a los 32 años de edad, y se puso al frente de la Quinta, trayendo de Francia plantas, semillas y cepas de varios tipos, como Cabernet Sauvignon, Pinot Noir y Malbec.

A fines del siglo XIX y de la mano de los inmigrantes italianos y franceses, la vitivinicultura se desarrolló exponencialmente y con esta, el Malbec, que se adaptó rápidamente a los diversos terruños que proponía nuestra geografía, donde se dio incluso mejor que en su sitio originario. Así fue como, con el tiempo, y con mucho trabajo, se perfiló como la uva insignia de la Argentina.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...