LLAMANOS 34 91 535 89 90

El mediterráneo condiciona el paisaje de viñedo en Utiel Requena.

El clima, de acuerdo con los observatorios de Utiel (810 m.) y de Requena (715 m.) es de tipo mediterráneo pero con acusados rasgos de continentalidad, ya que está a más de 60 kilómetros del mar. Esto condiciona el cultivo de la vid.

Cultura del Vino | 2016-09-19 18:20:55


Las medias térmicas oscilan entre los 4 y 5ºC del mes más frío y los 23-24  del más cálido, con temperaturas extremas que van desde 40ºC a -20ºC. El riesgo de heladas  primaverales se prolonga a veces hasta la primera semana de mayo, con fuertes inversiones  térmicas, excluyendo así la posibilidad de que vegeten frutales en los amplios llanos y vaguadas donde la vid es, junto con los cereales, la única planta cultivada que resiste estas condiciones climáticas. Fracasados todos los intentos por implantar manzanos y perales, los únicos árboles que pueden competir con el viñedo, y sólo en zonas muy abrigadas y marginales, son el olivo y el almendro, cuyas cosechas devienen muy irregulares debido precisamente al frío y a las heladas primaverales. El factor climático se convierte así en un poderoso condicionante a la hora de explicar la preponderancia de la rústica vid.

En los meses de maduración de la uva (julio y agosto), las temperaturas diurnas suelen sobrepasar los 35ºC a la sombra, pero por la noches baja a 14 ó 15ºC, lo que frena el proceso de maduración y lo hace más lento, obteniéndose como resultados vinos ligeramente ácidos, frescos  y  afrutados,  como  son  los  de  bobal.

Las  precipitaciones  medias  apenas  superan  los  400 mm. anuales, con largos períodos de sequía como 1994-2007, en que sólo fueron 368 mm; y otros de lluvias copiosas como 2008-2009 en que han sobrepasado los 580 mm.

El paisaje del viñedo amparado por la DO Utiel-Requena ya fue incluido en 1998 en la lista indicativa de UNESCO, que constituye la fase previa a su declaración como Patrimonio de la Humanidad dentro de un proyecto global denominado ‘Vino y Viñedo. Itinerario cultural a través de los Pueblos Mediterráneos’.

La variedad bobal desde tiempos antiguos, se viene cultivando en esta zona de levante, como lo confirman los diferentes yacimientos arqueológicos excavados en tierras levantinas, fueron los primitivos iberos quienes pusieron los cimientos de una cultura vitivinícola cuya tradición ha logrado mantenerse ininterrumpidamente a lo largo de cerca de tres milenios.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...