LLAMANOS 34 91 535 89 90

El Monasterio de Veruela y su influencia en el imperio del vino garnacha.

Si eres de los que gusta del vino y la historia, te recomendamos un recorrido por el Monasterio de Veruela desde una perspectiva enológica, descubriendo los “secretos” que brinda Veruela relacionados con el mundo vitivinícola.

Cultura del Vino | 2017-03-03 10:06:26


Veruela se halla en un pequeño valle formado por el río Huecha,  cuyo nacimiento se encuentra muy cerca del monasterio, protegido  por la mole mítica del Moncayo. El documento más antiguo referido  a la fundación del monasterio verolense es la donación del lugar  de Veruela en 1145 para la erección de un cenobio cisterciense.

Esta orden había sido fundada en 1098 en Francia por Roberto de  Molesmes que se retiró  a Cîteaux, cerca de Dijon, deseoso de  restablecer la austeridad original  de la orden benedictina (s. V).

Poco tiempo después San Bernardo fundará Claraval, desplegando  una ingente labor apologética y doctrinal. En Aragón se levantaron  grandes fundaciones entre las que destacan Veruela (1145 ó 1146),  Rueda  (1153)  y  Piedra  (1194),  todas  en  la  actual  provincia  de   Zaragoza. Estas fundaciones religiosas aportaron no sólo unos  nuevos valores religioso-espirituales y culturales sino también de  índole económico-política. Los «monjes roturadores» como se ha  dado en llamar a los cistercienses por su influencia económica  agrícola,  organizan  sus  abadías  como  verdaderos  núcleos  que   activan la repoblación de zonas despobladas o poco pobladas a través  de  la  roturación  de  las  tierras  incultas,  o  en  territorios defensivo-fronterizos, características ambas de las que participa  Veruela. Para el dominio del espacio resulta básica la ordenación  de  los  recursos  del  agua;  para  ello  los  monjes  verolenses   configuraron una amplia red de acequias, presas y molinos en torno  a la cuenca del Huecha.

Es por esto que el monasterio de Veruela tendrá gran importancia en la conformación del llamado “Imperio de la Garnacha”. El monasterio de Veruela no se conformó con aglutinar territorio en las inmediaciones del mismo, sino que se extendió por los ríos Huecha, Jalón e incluso el Ebro siendo importante su influencia en Zaragoza. La tradición vitivinícola de este monasterio sigue perdurando en la actualidad. Las denominaciones de origen Campo de Borja y Ca- latayud son buenos ejemplos

Los viñedos de la denominación de origen del Campo de Borja ahonda sus raíces en la historia, vinculada a este monasterio que hoy en día alberga el museo del vino, donde los enoturistas disfrutan de los vinos de gran calidad de garnacha, así como de toda la historia y tradición de la comarca.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...