LLAMANOS 34 91 535 89 90

El patrimonio del vino. La Puerta del Vino de Granada.

En España, país vitivinícola desde hace siglos, tenemos muchas muestras de una tradición ligada al vino en la literatura, la arquitectura y otras artes. La Puerta del Vino de Granada es un ejemplo de que el vino siguió siendo importante en la época del Al-Andalus.

Cultura del Vino | 2017-01-31 12:38:35


Andalucía, y Granada en concreto, poseen una gran tradición en el cultivo de la vid y la elaboración de vinos. La riqueza y progreso de esta tierra está claramente ligada a la fusión de culturas que han dejado su impronta en ella a lo largo de la historia.

En la época en la que España estuvo bajo la influencia árabe, se tiene constancia que el vino siguió consumiéndose y es más, el vino siguió siendo un producto importante en el comercio,

La Puerta del Vino, entrada a la Medina de la Alhambra, puede considerarse un estandarte de la tradición vitícola y el comercio del vino en el Reino de Granada.

En cierto modo esta Puerta, mantiene una función semejante a la que tuvo en la época nazarí. Es la Puerta principal de acceso a la Medina de la Alhambra, la que encierra, dentro del común recinto amurallado de la fortaleza, el sector residencial y artesano al servicio de la corte.

Al ser puerta interior su acceso es directo, a diferencia de las puertas exteriores que debían estar más protegidas y eran construidas en recodo. No obstante, en su ámbito interior conserva el espacio necesario y los bancos para la guardia que controlaba el paso.

Estructuralmente  es uno de los edificios más antiguos de la Alhambra nazarí, siendo atribuida su edificación a la época del Sultán Muhammad III (1302-1309), aunque la decoración de sus dos fachadas corresponde a épocas diferentes.

Concretamente la portada de poniente, labrada en piedra arenisca, debe pertenecer a finales del siglo XIII o principios del siglo XIV, aunque la lápida que figura sobre el dintel del arco menciona al  Sultán Muhammad V que gobernó en la segunda mitad del siglo XIV. Esta fachada de poniente era la exterior  por lo que sobre la clave del arco aparece la tradicional llave simbólica.

La portada interior, la de levante, aún siguiendo un esquema semejante, fue decorada en época del segundo mandato del Sultán Muhammad V, concretamente después de 1367, fecha de las campañas militares de Jaén, Baeza y Úbeda. Destacan de su decoración las delicadas albanegas del arco, realizadas en azulejos de cuerda seca, la composición en yesería que enmarca la ventana de la planta superior y los restos de pintura policromada que se conservan a la derecha del arco.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...