LLAMANOS 34 91 535 89 90

El placer de ser enoturista en la Isla del Hierro.

La DOP El Hierro, ubicada en el extremo sudoeste del archipiélago canario, es una de las zonas donde la tradición vitivinícola y la riqueza de castas de uva más se ha mantenido. Hacer enoturismo en la isla es n placer para los sentidos.

Cultura del Vino | 2016-08-16 14:33:20


Los viñedos donde pueden encontrarse s a unas altitudes que van desde los 50 a los 950 metros. Estas condiciones posibilitan la producción de vinos blancos, tintos y rosados de una fuerte personalidad caracterizados por su sabor afrutado.

En la Isla del Hierro se encuentra esta llamada por sus condiciones “viticultura heroica”, una viticultura que da unos vinos de excelente calidad y gran personalidad gracias a las variedades de uva que se pueden encontrar en este refugio. Porque la isla es un refugio vitivinícola.

La segunda plaga del otro lado del charco, la filoxera, que en esta misma época destruyó los viñedos europeos, nunca ha llegado a las Islas Canarias. Hasta ahora se ha seguido cultivando unas variedades originarias prefiloxeras que poco a poco han seguido una evolución algo diferente a sus primas de las otras islas y mucho más de la de sus primas segundas de la península ibérica.

Ir de enoturismo al hierro es el placer de encontrarse con un vino auténtico y particular. La variedades principales el Listán Blanco, cuya producción supone la mitad del total de la isla de esta varie­dad, aunque se está extendiendo el cambio varietal y las nuevas plantaciones de la variedad Verijadiego Negro, situado al norte, el municipio de Valverde cultiva 35 Has. A una altura desde los 50 metros de la mayor zona productora, Echedo, de clima muy suave y estable, con suelos ricos en ceniza volcánica que absorben la abundante humedad nocturna, hasta la más elevada, a 850 metros que es Isora. La variedad predominante es la Verijadiego Blanco, seguida por la Forastera, Listán blanco y Listán Negro.

Los vinos tintos son mayoritariamente vinos jóvenes embotellados a los pocos meses de la vendimia. En la cata de vino podremos apreciar que son de capa media con un buen color, aromas afrutados y, en boca, suaves y minerales. Algunas bodegas comercializan varietales aunque la mayoría son a base de Listán Negro con porcentajes menores de otras variedades. En algunos casos se redondean en barricas de roble antes del embotellado sin que por ello lleguen a ser crianzas.

Respecto a los vinos blancos, son elaborados principalmente con Listán Blanco y Verijadiego Blanco, con adiciones de otras uvas minoritarias, las bodegas herreñas elaboran una completísima gama de vinos blancos. Los jóvenes van de blancos muy secos y minerales hasta semidulces. Sorprende al entendido sus aromas, a menudo tropicales, y su suavidad, incluso untuosidad, en boca.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...