LLAMANOS 34 91 535 89 90

El placer sensorial del vino en la copa adecuada

A lo largo de muchas catas, degustaciones y pruebas realizadas por los expertos se ha llegado a la conclusión que tanto los aromas como el paladar que percibimos de un mismo vino cambian en función de la forma de la copa en la que lo bebemos.

Cata de Vino | 2015-01-08 09:42:55


Te mostramos a continuación por qué beber en la copa adecuada aportará valor sensorial al vino.

Para que los matices del vino y los brillos sean perfectamente visibles, es preferible que la copa sea de vidrio o cristal fino y liso.

Otra cosa importante de apreciar en los vinos es el aroma. Lo mejor es que la copa sea de un volumen adecuado, más alta que ancha y ligeramente elíptica.

Hay que sostener la copa sin calentar el vino, ya que esto suele ser una mala costumbre. El cuerpo de la copa debe estar separado por el pie por una fina columna que sirva para ayudarnos a esta función.

La copa se suele llenar a un tercio de su capacidad. Esto no suele ser por tacañería. Se debe formar una cámara de aire en la que se concentren los aromas. Si alguien pone mala cara porque no le llenan la copa hasta arriba… poco sabe de vinos.

Lo ideal es utilizar las copas diseñadas para cada vino. A modo de traje. Ya que estos diseños buscan optimizar todo lo explicado anteriormente para cada tipo de vino. Tanto para la evaporación de los aromas como para conducir el vino a la boca. El volumen de la copa suele ser menor para vinos ligeros y afrutados que para vinos más estructurados y complejos como el Jerez por ejemplo.

Es muy importante la limpieza de las copas, con agua caliente y jabones neutros sin perfume.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...