LLAMANOS 34 91 535 89 90

El resveratrol del vino alarga la vida.

En el año 2000, Leonard Guarante del Instituto de Tecnología de Cambridge, descubrió que la dieta baja en calorías producía la activación de la transcripción de un gen denominado Sirt2, con capacidad para retrasar el envejecimiento. Autor: Myriam Narvaez

Vino y Salud | 2016-05-01 20:00:27


Este gen, que codifica la proteína SIRT2, denominada sirtuina, se encontraba en mayor concentración en la mosca Drosophila cuando ésta se sometía a un menor aporte calórico en su dieta, demostrándose con esto que la proteína SIRT2 desempeñaba un papel central en el ciclo metabólico celular.

A partir de este hallazgo, estos autores crearon una mosca mutante que sobrexpresaba (produce en mayor cantidad) la sirtuina, y descubrieron que dichas moscas podían vivir hasta un 60% más que las normales. Asimismo, demostraron que el gen SIRT2 se relaciona con mayor esperanza de vida también en la levadura y en un nematodo.

Lo interesante es que el otro estimulo para esta enzimas SIRT, aparte de la dieta baja en calorías, fue el resveratrol. Este sería un mecanismo que podría alargar el promedio de vida, mediado por el resveratrol, un polifenol no flavonoide, presente en los vinos tintos, se habla ahora que el mecanismo no sería directo sino mediante la acción sobre otros factores de riesgo, como los lípidos, hidratos de carbono e insulina, optimizando el consumo de oxígeno, produciendo menos radicales libres, e incrementando la capacidad de actividad física, factores que terminarán alargando el promedio de vida.

 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...