LLAMANOS 34 91 535 89 90

El secreto de la viticultura y el vino en el valle de la Orotava.

La zona de producción de los vinos amparados por la Denominación de Origen de vinos "Valle de La Orotava" está constituida por los términos municipales de "La Orotava", "Los Realejos" y "Puerto de la Cruz", de la isla de Tenerife.

Producción de Vino | 2016-08-30 13:10:18


En el Valle de la Orotava, el cultivo de la vid es muy especial. Son tradicionales de la comarca los sistemas de cultivo en cordón trenzado que tienden a conseguir las mejores calidades, autorizándose, además, la conducción en espaldera, variantes de "Guyot", "Cordón Royal", "Vaso", "Parral bajo" y otros sistemas apoyados.

Y es que la forma tradicional del cultivo de la vid en esta zona geográfica es uno de los signos de identidad de la Denominación. Los largos trenzados de las parras, facilita una mayor superficie en la planta a la exposición solar, pero también dificulta la llegada de savia al extremo del parral.

Las condiciones geográficas del valle crean un clima muy característico. La zona de producción de la Denominación de origen Valle de la Orotava ocupa la vertiente norte de la Cordillera  Dorsal  de  Tenerife,  conforma  una  gran  depresión  de  unos  150  km²  que  desciende  desde  la Cordillera Dorsal, a unos 2.000 m de altura, hasta el nivel del mar. Se encuentra flanqueada por dos auténticos murallones, los escarpes de Tigaiga y Santa Úrsula, lo que da la impresión de ser un espacio hundido,  aunque  no  es  éste  su  origen,  sino  el  deslizamiento  de  grandes  cantidades  de  materiales  desde  LasCañadas del Teide. 

Es una ladera tendida, de pendiente poco pronunciada, estando el viñedo entre los 400 y los 800 metrossobre el nivel del mar. Abarca los municipios de La Orotava, Los Realejos, Puerto de La Cruz.

A pesar de estar situada en plena zona desértica, presenta un clima diferente al de la zona Continental de África. Ello es posible por la benigna influencia de varios factores, entre ellos la presencia de los vientos alisios cargados de humedad que soplan todo el año limpiando y refrescando el ambiente y suavizando las temperaturas. A esto se une el influjo del Atlántico, con su corriente fría de Canarias, que dada la pequeña dimensión  del  territorio,  llega  a  todos  los lugares dulcificando  las  temperaturas  en  las  zonas  costeras y dando gran humedad al aire.

Las temperaturas  suaves, sin grandes cambios térmicos, la naturaleza volcánica del suelo y la humedad permanente unida al sistema tradicional de conducción de la vid ha dado lugar a que los vinos producidos en esa zona presenten las características diferenciadoras.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...