LLAMANOS 34 91 535 89 90

El sector vitivinícola debe adaptarse a las necesidades de los mercados y ajustar la oferta y la demanda en el ámbito interior.

La mesa redonda, de título ‘Un nuevo entorno legal para el equilibrio entre producción y mercado’, sirvió para exponer fórmulas que aumenten la competitividad de las bodegas y cooperativas en los mercados interior y exterior.

Cultura del Vino | 2015-03-13 14:42:06


El equilibrio entre la oferta y la demanda de los principales países productores es uno de los retos a los que se enfrenta el sector europeo del vino. Tanto en el plano interior, como en el global de consumo interno y exportaciones, según se ha concluido en la segunda mesa redonda de la II Conferencia Internacional del Vino celebrada en el Palacio de Congresos de Toledo El Greco y que ha tenido por título ‘Un nuevo entorno legal para el equilibrio entre producción y mercado’.

Sin embargo, como ha asegurado Palma Esposito, de Confagricoltura, es un reto “muy difícil de conseguir”.  En su ponencia, ha comparado el sector vitivinícola italiano con el español, y ha destacado que la polaridad entre grandes cooperativas y bodegas y aquellas con una menor producción es similar entre los dos países.

Sin embargo, existe una diferencia, y es que en Italia no existe “el enfoque interprofesional” que hay en nuestro país. Aun así, trabajan para que “el 30 por ciento de las ayudas que llegan a los viticultores sirvan lograr el equilibrio entre la oferta y la demanda”.

Sobre este asunto, el representante de la Comisión Europea presente en la mesa redonda, Jesús Zorrilla, ha expresado su deseo de que las ayudas no se utilicen únicamente para “aumentar el rendimiento y producir vinos que no salgan finalmente al mercado”. Por ello, ha asegurado que el objetivo es que “se generen vinos de calidad, que es lo que demanda el consumidor”.

Otro de los representantes sobre el escenario ha sido Nicolá Ozanam, de la FEVS, que ha analizado el sector vitivinícola francés. Un sector que no ha dejado de crecer en valor de mercado desde 1970 gracias a la iniciativa común de viticultores y bodegas de ir ampliando hectáreas de producción. Además, ha señalado a la exportación como “un elemento clave porque nos interesa a todos”.

Por último, el presidente de la Interprofesional del Vino, Ángel Villafranca, que además se ha encargado de moderar una mesa redonda en la que se ha radiografiado el sector vitivinícola europeo, ha lanzado un interrogante a los presentes. Ha cuestionado si es necesaria una mayor regulación o dejar mayor libertad a los agentes del sector, así como si es aconsejable lanzarse al mercado exterior o ajustarse al interior. En cualquier caso, ha establecido que es necesaria “la interlocución común de viticultores y bodegas” para que el mundo del vino camine en la dirección correcta.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...