LLAMANOS 34 91 535 89 90

El Valle de Güimar y su geografía para la elaboración de vino.

La vid fue introducida en Canarias por los castellanos en el siglo XV, que encontraron en el Valle de Güimar una zona privilegiada para este cultivo.

Denominaciones | 2017-01-18 10:43:45


El viñedo se cultiva desde los 300 hasta los 1.700 metros de altitud, pudiéndose considerar dos estratos en relación con este factor: uno, la zona productora de vinos de mejor calidad, entre los 800 y los 1.700 m de altitud, en terrenos negros, y otro en terrenos acolchados con jable entre los 400 y los 800 m de altitud.

El nivel que va desde los 400 hasta los 800 m, cuenta con terrenos volcánicos muy porosos y de elevada higroscopicidad, capaces de absorber el agua de la humedad del ambiente. En el  nivel que va desde el límite de las medianías hasta los 1.700 m, la viña se asienta sobre terrenos arcillosos de oscura coloración y alta fertilidad, cultivándose en vaso. Al existir esta diferencia de altitud, se favorece la diversidad de vinos y con ello la diversidad cromática y aromática.

Las variedades más cultivadas son la Listán Blanca y Malvasía, acompañadas de una gran diversidad de blancas y tintas minoritarias.

La orientación de los terrenos cara al sol, su composición, las  temperaturas templadas y la influencia de los  alisios  originan  terrenos  de  extraordinaria  fertilidad,  muy  apropiados  para  cultivos  tropicales,  que están en perfecta armonía con el cultivo de la vid.

Las notas a frutos tropicales se deben precisamente al clima que presenta la zona y al alto nivel de insolación.

Todos los vinos amparados en esta Denominación de origen presentan las notas propias de los vinos de zonas volcánicas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...