LLAMANOS 34 91 535 89 90

El viaje de la uva moscatel. De España a los países de América del Sur.

Una de las variedades tradicionales que más se cultivaron en Chile y Argentina fue la uva moscatel. ¿Cómo llegó a América?.

Vinos del Mundo | 2015-01-05 14:36:13


La cepa moscatel recorrió un largo camino en Europa. En Grecia y Turquía se desarrolló una tradición importante de elaboración de estos vinos, sobre todo para el importante mercado de Constantinopla.

Los árabes ortodoxos introdujeron una nueva mirada en España: la vid es una fruta valiosa en sí, independiente del vino. Estimulados por las buenas condiciones que los suelos y climas ibéricos ofrecían para el cultivo de la vid, los moros desplegaron una energía singular para cultivar uvas para consumo en fresco y para elaborar subproductos, como pasas, arropes y dulces. Este nuevo enfoque tuvo efectos en la selección de variedades, porque para consumo en fresco o para pasas se requieren variedades con bayas grandes y dulces (Unwin, 2001: 211). En este contexto, se generaron las condiciones para un mayor desarrollo de variedades como moscatel blanco y moscatel de Alejandría en la península ibérica.

Dada la abundancia de moscateles en España, no tardaron en trasladarse a América, tanto en el Virreinato de Nueva España (México) como en el Virreinato del Perú. En México, durante su visita pastoral al pueblo de indios de San Juan del Río (Durango) en el siglo XVII, el obispo Mota y Escobar detectó viñas con uvas “blancas, tintas y moscateles” (Corona Páez, 2004: 28).

Paralelamente, el inca Garcilaso de la Vega (1539-1616) mencionaba algo parecido en el Perú, atribuyendo la introducción de la vid en ese virreinato a Francisco de Caravantes, el cual “envió a España por plantas y el que vino por ellas, para llevarlas más frescas, la llevó de las islas Canarias de uva prieta y así salió casi toda de uva tinta y el vino es todo aloque, no del todo tinto, y aunque han llevado ya otras muchas plantas, hasta moscatel, más con todo no hay vino blanco” (Inca Garcilaso, 1967: IV, 149). La literatura especializada ha confirmado que, a comienzos del siglo XVII, ya se cultivaba moscatel en el Perú (Soldi, 2006: 53).

Después de penetrar en Perú, la uva moscatel se expandió hacia el sur y llegó a Chile. Se cultivó en distintas localidades de este Reino, pero tuvo particular importancia en el sur, donde los españoles tenían dificultades por el clima. En este contexto, la cepa moscatel fue una de las que ofreció soluciones prácticas.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...