LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vidrio del vino: el diseño si importa.

El vidrio soplado no aparece hasta el Siglo I este permitía fabricar pequeñas botellas, vasos y recipiente de formas varias. Hoy en día la botella del vino es de vidrio e influye en su conservación y en la percepción del vino.

Cultura del Vino | 2015-09-09 16:27:23


La industria del vidrio se extendió por todo el Mediterráneo desde Siria, Fenicia hasta  Egipto desde la antiguedad. El emperador Nerón era muy aficionado al arte del soplado de vidrio. Poco a poco su uso se  generalizo por todo el Imperio Romano hasta que cayó en el año 432 d.C. dejando esta tradición a  Bizancio quién lo ensalzo como arte.

En Europa los artesanos más sobresalientes son los de Murano los cuales utilizaban las arenas del río Po y del Ticino y extraían la sosa de las cenizas de las plantas marinas, así elaboraban el vidrio más limpio y valorado del mundo. De Venecia salieron los mejores artesanos del vidrio que difundieron a pesar de las severas prohibiciones todos sus secretos, de ahí provienen los cristales alemanes y de bohemia.

Pero la actual botella de vino nació de manera casual en Gran Bretaña en el S. XVIII y con ella la técnica de la crianza de los vinos en botella. Así cada una de las regiones vinícolas fue creando su propio diseño de botella, de acuerdo con las características de sus vinos.

• Botella Alsaciana o Renana: Alta estilizada (color marrón para los vinos del Rin y verde para los de Mosela y Alsacia)

• Botella Bordelesa: Cilíndrica, de hombros altos (clara para el blanco y verde para el tinto)

• Botella Jerezana: botella de aportación española. Es similar a la bordelesa, aunque tiene el cuello más largo que la bordelesa. Tiene la peculiaridad de tener dos anchuras en su cuerpo con un abombamiento cerca del cuello y unos hombros muy marcados..

• Botella Borgoñona: Gruesa de hombros caídos.

• Botella de Champagne: De hombros bajos y paredes gruesas para soportar la presión.

Su diseño y características hacen que algunos vinos fermenten en la botella y otros son embotellados tras su fermentación en cubas. La botella estándar contiene un volumen de 750 ml, y se puede decir que es debido a un desarrollo relativamente reciente.

El color de las botellas de vino puede variar, desde un translúcido perfecto a tonos de verde y amarillo. La razón inicial de colorear el vidrio era seguramente proteger al vino frente a la luz, pero hoy en día, la elección del color del vidrio está vinculada a objetivos mercantiles. El color del vidrio de la botella se elige pues para resaltar el color, los matices y los reflejos de los vinos.

Los colores empleados tradicionalmente para las botellas:

Burdeos: suelen embotellarse en cristales de verde oscuro para los vinos tintos, verde claro para los vinos blancos secos, y transparentes para los vinos dulces.

Los vinos de Borgoña y del Ródano: verde oscuro.

Mosela y Alsacia: verde claro o medio verde, a veces se encuentra color ámbar.

Vinos del Rin: colores ámbar, aunque algunos productores emplean tradicionalmente el verde.

De forma general, para vinos que van a envejecer en botella, se usan colores oscuros, así se protegen de la luz. Para vinos blancos jóvenes se usan botellas transparentes, son vinos que se van a consumir en un año y así puede apreciarse su color. Aunque esto puede ser muy variable.

Las botellas con cristales claros se han elegido recientemente para los vinos blancos en muchos de los países productores de vino, como es en: Grecia, Canadá y Nueva Zelanda. La mayoría de los productores de vino tinto siguen empleando cristales verdes.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...