LLAMANOS 34 91 535 89 90

El viñedo y el vino son activos fundamentales de nuestro patrimonio y señas de identidad de nuestra agricultura.

Así comenzaba Carlos Cabanas su ponencia en el Congreso Internacional de la Variedad Monastrell, la cual es la cuarta variedad de uva tinta en España, donde está autorizada en 24 Denominaciones de Origen y en 23 Indicaciones Geográficas Protegidas.

Ferias y Eventos | 2015-11-13 11:51:37


El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha resaltado el papel del viñedo y el vino como activos fundamentales del patrimonio español, señas de identidad de nuestra agricultura, de nuestra industria agroalimentaria y de nuestro medio ambiente; en definitiva, de nuestra sociedad y cultura mediterránea.

Así lo ha planteado hoy en Alicante, durante  la inauguración del Congreso Internacional de la variedad Monastrell, una uva, ha señalado, que está  asociada a la viticultura y enología del Mediterráneo, que cuenta con una gran proyección internacional, y cuya mayor superficie de cultivo se encuentra en España, donde hay más de 45.200 hectáreas dedicadas a esta variedad.

Se trata, ha indicado el secretario general  de la cuarta variedad de uva tinta en España, donde está autorizada en 24  Denominaciones de Origen y en 23 Indicaciones Geográficas Protegidas, que ha pasado a convertirse en una variedad prestigiosa y de gran interés para los expertos en el escenario enológico mundial.

Repercusiones de la PAC en el sector Vitivinícola.

En su intervención, Cabanas ha repasado los aspectos de la nueva PAC más influyentes para el sector vitivinícola, fruto de unas negociaciones que permitieron conseguir una enorme flexibilidad para adaptar la Politica Agraria Común a las necesidades de la agricultura española.

Así, ha explicado el secretario general, los cultivos leñosos, como el viñedo, cumplirán por sí mismos las exigencias relacionadas con el denominado pago verde, que representa, nada más y nada menos que, el 30% de las ayudas comunitarias.

También se consiguió evitar la liberalización inmediata de las plantaciones de viñedo, garantizando así un crecimiento ordenado del sector, impidiendo la deslocalización y asegurando un mayor equilibrio en el mercado del vino. Se lograron igualmente cerca de 1.200 millones de euros para el Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola, que incluye medidas tan importantes como la reconversión, la inversión en bodegas, la promoción, especialmente en países terceros, y la innovación.

De forma paralela y en apoyo del sector, Cabanas ha expuesto las medidas nacionales puestas en marcha para reforzar su competitividad y consolidar su posición en el panorama internacional, manteniendo el ritmo de crecimiento de las exportaciones, que el año pasado alcanzaron los 25 millones de hectolitros por un valor de 2.600 millones de euros.

Este ha sido el objetivo, ha señalado, de las Líneas Estratégicas para la Internacionalización del Sector Agroalimentario promovidas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente junto al de Economía y Competitividad, y del apoyo  a la creación de la Organización Interprofesional del Vino de España. Este órgano de vertebración, ha subrayado, es fundamental y tiene un papel clave en la defensa de los intereses globales del sector, y en el impulso del encuentro y el diálogo entre sus miembros.

Por ello ha instado al sector a buscar su apoyo en la Interprofesional, para lograr el ambicioso objetivo que se ha marcado: convertir a la uva Monastrell en la variedad de futuro. Un reto, ha concluido Cabanas, que tiene una doble vertiente, hacerla valer como variedad de alta calidad y reforzar e incrementar su presencia en los mercados nacionales e internacionales, contribuyendo de esa forma a mejorar la renta de las zonas donde se asienta su cultivo y donde se ubican las bodegas.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...