LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino, bien patrimonial del territorio y atractivo turístico.

El patrimonio industrial, cultural y paisajístico tiene en el sector vitivinícola uno de sus escenarios más integradores.

Cultura del Vino | 2015-08-12 12:57:02


La reciente interpretación del patrimonio como un contexto en el que conviven bienes muebles e inmuebles, edificios y paisajes modelados por el desarrollo económico y la industrialización en un entorno ambiental y geográfico bien definido con múltiples referencias y contenidos históricos, ofrece enormes posibilidades para la industria turística, el enoturismo y la sostenibilidad de las zonas rurales vitivinícolas.

Este nuevo enfoque adquiere mayor dimensión económica en áreas rurales relativamente más pobres y marginadas de los tradicionales polos de desarrollo económico.

La formación de paisajes de viñedos, centenarios en muchos casos, y la construcción de bodegas, lagares y edificaciones de diferentes tipologías arquitectónicas y tecnológicas en el curso de los últimos siglos, conforman auténticos itinerarios de la cultura del vino y de la arqueología industrial vinícola. Su puesta en valor ha sido reconocida por la sociedad, que demanda un mayor conocimiento sobre dichas manifestaciones.

Una de las consecuencias es la apreciación del valor de estos paisajes por el viajero. La importancia que el enoturismo ha adquirido en los últimos tiempos y las bondades que el sector alberga para desplegar con éxito el turismo en torno a las bodegas y a los paisajes de viñedo, como manifestación del patrimonio industrial y etnográfico.

Bajo los nuevos enfoques, la creación de rutas e itinerarios turísticos en torno al sector vitivinícola se conforma como uno de los ejes más integradores del patrimonio cultural y natural y potencialmente prometedores para el desarrollo del turismo rural y enológico regional.

En España, como en gran parte de los países productores del Viejo Mundo, hay un campo extraordinario para el fomento del patrimonio vitivinícola. A escala mundial, destaca la iniciativa de la UNESCO que bajo la denominación de ‘patrimonio cultural’ patrocina los paisajes de las zonas vitivinícolas más emblemáticas. Desde 1994, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO incorpora el paisaje dentro de un concepto de patrimonio más integrador, que abarca conjuntos más complejos y ha hecho posible que los ‘paisajes culturales’ formen parte de la tradicional nominación de Bienes Culturales. La lista de los paisajes vitivinícolas de Patrimonio Mundial es amplia.

 

 

 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...