LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino de Oporto. Mucho más que un vino histórico.

La historia de Oporto y la de sus vinos ha sido un reflejo del comercio, de las diferentes circunstancias sociopolíticas y esencialmente, del simbiótico ensamblaje entre la cultura británica y la idiosincrasia del país portugués.

Vinos del Mundo | 2015-09-01 09:22:27


Como sucede con los vinos históricos más representativos, el paso del tiempo, las transformaciones del mercado y la evolución de la sociedad, han ido convirtiendo a los oportos en casi unos desconocidos para gran parte del público, que ha terminado reduciendo los diferentes tipos de elaboraciones a un único término.

Frente a la generalizada y progresiva tendencia actual a la simplificación y uniformidad de los vinos, a la reducción de tipos y a la estandarización de variedades, clones y marcos de plantación, Oporto muestra, en concepto y con detalle, toda su carga histórica y el valioso resultado del pulso permanente entre el hombre, la tierra y el mercado, a lo largo de las distintas épocas.

No conviene pues olvidar todo lo que Oporto encierra: el Duero, la Região Demarcada do Douro (Región Delimitida del Duero), el inevitable paso por Gaia, la hegemonía y posterior declive del comercio marítimo, la alternancia de los diferentes valores monetarios, la influencia de la colonia británica procedente de la industria textil y el poderoso efecto del Tratado de Methuen (1703) en el impulso comercial de los vinos de Oporto.

Francia, Inglaterra y Portugal jugaron en determinados periodos una larga partida de influencia decisiva en la historia del vino. Un conocimiento riguroso de los sucesos históricos nos revela las posibilidades de las zonas y su valioso efecto en el mercado; también, los paradójicos nexos entre unos territorios y otros y, por supuesto, la necesaria cohesión de grupo para fortalecer la capacidad mercantil, como es el caso de las familias británicas en el marco de Oporto.

Por lo que se refiere a los lazos entre los vinos históricos, la suerte de Burdeos y la de Oporto estuvieron ligadas en determinados momentos, inclinándose al final por los vinos del Douro. Por otra parte, una perspicaz visión de las clasificaciones y de los tipos de vino de Oporto, nos acercan, sin duda, al marco de Jerez, con el que comparten métodos asimilables de encabezado y crianza, la tradicional separación entre las bodegas de elaboración y las de envejecimiento y expedición e incluso peculiares normativas de control proporcional entre el volumen de vino a expedir y el inmovilizado, ya que la Ley del Tercio introducida en Oporto durante el periodo de Salazar, resulta equiparable a la reserva de cupo exigida a las bodegas del marco de Jerez por su Reglamento.

Y si en 1756 fue creada la Compañía General de la Agricultura de las Viñas del Alto Douro iniciándose la clasificación de la Região Demarcada do Douro (1757-1761), medio siglo antes el príncipe Rákoczi clasificó los viñedos deTokajhegyalja por primera vez (1700). Al fin y al cabo, sin historia no hay vino.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...