LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino de Perú y su consumo local

La industria vitivinícola tiene una larga historia en Perú, ya que fue introducida por los conquistadores españoles hace más de cuatros siglos empujados por las condiciones relativamente favorables del país para la viticultura.

Blog del Vino Perú | 2014-10-06 14:28:49


 

 

 Pese a encontrarse en la franja ecuatorial, la costa peruana tiene un clima relativamente seco, y escasas oscilaciones de  temperatura, lo cual –junto con la fertilidad del suelo en algunas zonas- permite el cultivo de la vid. Los altos índices de radiación solar favorecen especialmente la producción de vinos dulces (y de pisco), pero son también compatibles con elaboración de buenos vinos blancos y tintos; esto último requiere seleccionar cuidadosamente el tipo de uva y el momento de la recogida.

No obstante, los factores climáticos no son tan favorables como en Chile y Argentina para la producción vinícola a gran escala, lo que ha impedido que se desarrolle en el país una tradición de producción y consumo de vino. A ello ha contribuido también de manera señalada la historia de inestabilidad política y económica, que no favoreció la realización de  inversiones y acumulación de conocimiento en el sector. Sólo en los últimos años ha  comenzado a cambiar esta situación.

La producción peruana está basada en la región de Ica, al sur de Lima. Allí están radicadas  las principales bodegas nacionales (Tacama, Tabernero, Queirolo, Ocucaje); los productores peruanos vienen realizando una inversión significativa en tecnología y “know-how” que comienza a dar sus frutos en forma de vino de calidad, si bien en cantidades hasta ahora  muy limitadas.

De resultas de estos esfuerzos, la producción peruana ha conseguido mantener aproximadamente su cuota de mercado (en volumen) en los últimos años. En términos monetarios, sin embargo, parece probable que el vino peruano haya perdido presencia frente  a sus competidores de otros países, dado el dinamismo de las importaciones en términos nominales (el Ministerio de Producción no facilita estimaciones de producción local en valor).

En todo caso, y con carácter general, el sector vinícola en Perú continúa orientado al consumidor local. Como se dijo este segmento del mercado, está orientado a los vinos de gama baja y media-baja, con un peso significativo de los vinos de marca blanca, de calidad  irregular.

En términos cuantitativos, y en línea con la evolución del mercado, se observa una suave tendencia creciente de la producción local, con una brusca interrupción en 2009 (atribuible al impacto en Perú de la crisis internacional), un estancamiento en el año 2011 y un ligero crecimiento en 2012.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...