LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino griego y su perdonalidad única mediterránea.

El vino griego, con una producción aproximada anual de tres millones de hectolitros, ha optado finalmente por potenciar sus uvas autóctonas frente a la invasión de cepas foráneas.

Cultura del Vino | 2017-09-07 14:23:14


Para los griegos, como en la mayoría de culturas mediterráneas el vino fue un regalo del dios Dionisio al que se le dedicaron numerosos cultos. Poetas, filósofos y artistas glorificaban el vino en muchos de sus escritos, como en la ileada, la odisea y escritos de platón.

En Grecia, gran parte de la zona de cultivo se encuentra muy cercas de la zona del mar donde la brisa trae frescura , uno de los problemas más grandes que se presentan cada año es el largo periodo de sequía, la vendimia suele adelantarse y los viticultores buscan cómo alcanzar la calidad máxima en un viñedo que en muchas ocasiones es expuesto a la sequía.

En los viñedos griegos se pueden encontrar más de 300 tipos de uva, son el mayor orgullo de los viticultores y una muestra de la absoluta originalidad de los vinos griegos. Con tantas horas de sol y el calor del verano, si algo está bueno en Grecia son también los vinos dulces. Ferias de vinos licorosos y especiales están siendo escaparate del potencial de estos vinos en Grecia. Los magníficos vinos dulces, tienen como exponentes más conocidos las islas de Santorini, Samos o Lemnos.

Por ejemplo Santorini es conocida por la elaboración del Vinsanto, que dio origen al vino toscano del mismo nombre. Se trata de un producto extraído de uvas secadas al sol, sin azúcar añadida y envejecido, durante al menos dos años, en barricas de roble.

Estos vinos, con una historia a sus espaldas de 3.000 años, tuvieron la enorme suerte de no sufrir la filoxera y durante la Edad Media pulularon por Venecia, Constantinopla e incluso el Mar Negro.

Samos por ejemplo, la isla verde del Egeo erigida frente a las costas de Turquía, es el paraíso de la uva moscatel de grano menudo y así se le conoce en países como Francia, que importó sus vinos de licor desde principios del siglo XX por su calidad.

Creta supone el 20% del total del vino griego y asiste a una increíble resurrección de la elaboración de un producto cuyos orígenes se pierden en los tiempos más remotos de esta isla tan misteriosa como atractiva. En la isla entre las uvas blancas predomina la vilana, la dafni y en menor medida la thrapsathini, mientras en tintos las más comunes son kotsifali, liatiko y mandilaria.

También hay que comentar por ejemplo  que Naoussa es la joya de la corona de la región de Macedonia y produce la variedad xinomavro, probablemente la uva griega más conocida en el extranjero junto con la asirtiko.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...