LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino tinto alemán despierta

Que los vinicultores alemanes juegan a nivel internacional en primera división en cuanto a vinos blancos se sabe a estas alturas en Alemania y el extranjero.

Vinos del Mundo | 2014-11-18 14:01:28


Pero el tinto alemán sigue dando preocupaciones, por su fama. No debido a los vinicultores, que embotellan cada vez mejores calidades, sino por parte de los consumidores.  Muchos  amantes  del  vino en el extranjero se sorprenden de que existan siquiera tintos en las latitudes alemanas. También numerosos consumidores alemanes sufren aún las consecuencias de las traumáticas experiencias que vivieron en los años 70 y 80 con los tintos del país.

Pero en el ínterin se registraron grandes cambios. Un importante papel en ello desempeña seguramente el calentamiento de la tierra. La quizás única ventaja de ese proceso es que  en  Alemania  las  variedades  de  uva tinta pueden ser cosechadas cada vez más frecuentemente en su completa madurez fisiológica. Ello era hace 20 años poco frecuente o bien se daba que, por ejemplo, variedades como la Cabernet Sauvignon y la Merlot simplemente no maduraban en Alemania. Las mayores exigencias de calidad  de  los  vinicultores  alemanes también son un importante factor.

Los vinos Spätburgunder alemanes logran cada vez mejores clasificaciones a nivel internacional y esa variedad, la más noble de uva tinta refinamiento  y  elegancia,  no  llega  a  la altura de variedades como la Pinot Negro o en Alemania, ha desplazado en tanto al segundo lugar a la Dornfelder. Nada tengo contra la Dornfelder. Pero en cuanto a la Cabernet Sauvignon. Y sólo un hermoso color oscuro no hace la felicidad. Pero también los excelentes resultados que los vinicultores alemanes logran con nuevos cruces, como la Cabernet Cubin (Blaufränkisch + Cabernet Sauvignon) o la Cabernet Dorsa (Dornfelder + Cabernet Sauvignon), despiertan gran interés en la prensa especializada. Muchos amantes del vino quedan con la boca abierta cuanto se les presentan estos “modernos” tintos alemanes.

Los jóvenes talentos de este renovado sector vinícola han hecho atemorizar en el ínterin a más de un tinto de otros países. Y también con cuvées prueban que hay buenos tintos alemanes para todos los bolsillos.

En nariz, aromas de casis y ciruelas maduras; en copa, rojo fuerte, casi negro. En boca, denso y frutal, la acidez y los taninos equilibrados, un grandioso final.

Fuente: Embajada Alemana

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...