LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino tinto de Valdepeñas. Un sorbo de Castilla.

Valdepeñas es una denominación de origen en cuyas bodegas atesoran el tradicional arte de la viticultura manchega. El vino tinto de Valdepeñas es ya un estandarte en la tradición de estas tierras y así lo atestiguan hasta documentos literarios.

Cultura del Vino | 2017-01-25 11:19:48


El origen geológico de la zona, la abundancia de terrenos calizos, arenosos, y de yesos, las tierras arcillosas de color rojo-amarillento, la hacen especialmente favorable para el cultivo del viñedo de calidad.

Los vinos tintos amparados a la Denominación de Valdepeñas se elaboran exclusivamente con uvas de las variedades Tempranillo, Garnacha, Cabernet Sauvignon, Merlot, Sirah y Petit Verdot, siendo la principal la Tempranillo, que ocupa más del 80% de la superficie de variedades tintas.

Los vinos tintos, con una graduación alcohólica natural mínima de 12 grados, son vinos con más cuerpo. La maceración de la uva tinta les hace ser más complejos y ricos en su elaboración y también en su degustación. Su color rojo violáceo, que llega a ser rico en matices rojo ladrillo con el paso del tiempo, le confiere un aspecto muy sugestivo. Son afrutados a la nariz, suaves en la boca y de largo pos-gusto.

Los Tintos de Valdepeñas evolucionan muy bien durante su crianza en barricas y botellas, adquiriendo finalmente un bouquet muy agradable. Alcanzan su esplendor entre los cuatro y los seis años y deben tomarse a una temperatura de entre 16 y 18 grados, siendo aconsejable abrir la botella un rato antes.

Una parte de las mejores cosechas de Valdepeñas es seleccionada para someterla a un proceso de envejecimiento o Crianza, que exige la permanencia en barrica de madera de roble durante al menos seis meses. Los vinos de Crianza no pueden tener menos de dos años.

La calificación de Reserva y Gran Reserva viene determinada para los vinos tintos por un periodo mínimo de permanencia en barrica de roble de 12 y 18 meses respectivamente, además de una posterior permanencia en botella hasta completar los 36 meses de crianza total, en el caso de los Reserva, y hasta completar los 60 meses de crianza total, en el caso de los Gran Reserva, para que el proceso de reducción termine por darles el bouquet, aroma y demás características de nuestros vinos.

Elaboración

El estrujado se realizará con separación total o parcial de raspones. Maceración del mosto en presencia de los hollejos durante 48 horas mínimo a una temperatura controlada menor de 28ºC, hasta completar la extracción de polifenoles y aromas. Descubado y prensado, continuando la fermentación sin hollejos a temperatura controlada no superior a 25ºC.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...