LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino valiente de la Isla del Hierro.

La isla es una especie de conservatorio botánico donde se ha seguido cultivando unas variedades originarias prefiloxeras en un terreno abrupto. Le ha valido el nombre de viticultura heroica.

Cultura del Vino | 2016-02-05 11:31:02


El Hierro ha tenido siempre una gran tradición vinícola. El vino ha sido una de las princi­pales fuente de ingresos económicos hasta bien entrado el siglo XX, formando parte desde siempre de su acerbo cultural y costumbrista.

La Isla posee un terreno de difícil orografía, muy acciden­tada y con altitudes máximas de 1.548 metros sobre el nivel del mar. Las cerca de 300 hectáreas de viñedo que posee la isla se encuentran principalmente a escasa altitud (entre 200 y 900metros), sobre todo en valles y laderas originando una des­igual maduración de la uva y un cuidado de la vid complica­do y de difícil mecanización. Sus suelos son arenosos, pedregosos y en algunos lugares se encuentran cenizas volcánicas llamadas jable. La naturaleza accidentada del terreno por un lado y, por otra, el fraccionamiento a lo largo de los años de las grandes propiedades, hacen que los viñedos de esta Isla suelen ser parcelas muy pequeñas.

En la Isla del Hierro se encuentra esta llamada por sus condiciones “viticultura heroica”, una viticultura que da unos vinos de excelente calidad y gran personalidad gracias a las variedades de uva que se pueden encontrar en este refugio. Porque la isla es un refugio vitivinícola. La segunda plaga del otro lado del charco, la filoxera, que en esta misma época destruyó los viñedos europeos, nunca ha llegado a las Islas Canarias. Hasta ahora se ha seguido cultivando unas variedades originarias prefiloxeras que poco a poco han seguido una evolución algo diferente a sus primas de las otras islas y mucho más de la de sus primas segundas de la península ibérica.

El Consejo regulador está haciendo una intensa labora para la conservación de este singular viñedo. El objetivo actual consiste en reducir el número de parcelas abandonadas que existen en la isla, y recuperar el viñedo herreño. De esta forma se consigue mejorar el paisaje de las zonas afectadas, disminuir el nivel de plagas así como crear puestos de trabajo ligados a la actividad vinícola y mejorar el nivel de rentas de los propietarios de los terrenos.

El vino del Hierro es un vino valiente, porque El valor de la viticultura en El Hierro reside en su existencia, en la continuidad del pasado, la conservación del entorno, está en su valor paisajístico y social.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...