LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino y la cultura de la moderación

El vino ha evolucionado como parte de la vida, la cultura y la alimentación desde tiempos inmemoriales.

Cultura del Vino | 2014-10-09 11:39:07


Como un símbolo cultural indeleble de un estilo de vida, el papel del vino ha evolucionado con el tiempo. Además de ser una importante fuente de nutrientes, el vino se ha transformado en un acompañamiento cultural de la comida y distensión compatible con un estilo de vida saludable. A esto se suma la existencia de diversos estudios que coinciden en que el vino consumido en forma regular y con moderación, tiene claros efectos positivos para la salud de las personas.

El arte de la viticultura y la vinificación también ha cambiado. No obstante, en esta larga ruta por la historia, una cosa se mantiene y nunca se ha descuidado: la asociación del vino con gastronomía, historia, tradición, origen, productos locales de calidad y entornos sociales dignificados.

La valoración cultural del vino refleja la diversidad de las regiones vitícolas, el savoir vivre y los hábitos gastronómicos. Los productos de calidad indican pautas de consumo moderadas, ya que sólo si el vino se degusta de forma moderada y lenta, se puede apreciar y disfrutar plenamente su carácter y sus sabores únicos y complejos.

Los vitivinicultores en Chile y en el mundo, combinan tradiciones vitícolas milenarias con ideas y enfoques innovadores, para abordar la demanda del consumidor de productos de alta calidad y de estilo de vida sostenible y saludable.

En este contexto y con este enfoque surge “Wine in Moderation – Art de Vivre (WIM)” es una Asociación sin fines de lucro fundada en el año 2011 por el sector vitivinícola europeo para coordinar la implementación internacional y el desarrollo del programa WIM, con el objetivo de establecer patrones de consumo del vino responsables y moderados.

Así se suceden los acuerdos entre países intercambiar buenas prácticas, conscientes de que el sector vitivinícola y sus industrias aportan a sobre todo a países como España, una invaluable contribución en términos económicos, sociales, medioambientales, culturales y de desarrollo agrícola. Por ello esta iniciativa pretende asumir un rol activo en coordinar, junto con todos los actores públicos y privados, las mejores prácticas del consumo moderado y responsable, que son inherentes a los valores y la cultura del vino.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...