LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino y las relaciones empresariales.

El vino como compañero de negocios alrededor del mundo, contribuye a que los empresarios, liberen serotonina, se conecten con sensaciones de bienestar, se sientan felices alrededor de querer asociarse con seres correspondientes en valores y gustos culturales. Autor: Beatriz Elena Mantilla Ortiz

Consejos sobre el Vino | 2016-02-25 10:54:48


En un mercado global, competitivo y cada vez más exigente estrechar relaciones de confianza y crear la empatía relacional para obtener aliados que agreguen valor a la compañía, se convirtió en las últimas décadas en un área de gestión empresarial relevante.

Es así como la bebida, catalogada históricamente por la humanidad como néctar de dioses, juega un papel protagónico en la vida de los negocios y las relaciones empresariales.  

Si bien es cierto que las decisiones de la alta dirección se concretan, operativizan y materializan a través de cargos táctico – operativos, de niveles secundarios en las organizaciones, es en la alta dirección donde se dan momentos sagrados, instantes de verdad, en la que los empresarios comparten, analizan, debaten alrededor de copas de vino, como preámbulo a la formulación de proyectos o futuras alianzas. En un derroche de atenciones y representación de las entidades, los ejecutivos se citan en clubes y/o restaurantes, allí de forma inconsciente, perciben, analizan, dialogan y construyen esas relaciones que pueden darles la confianza para concretar o no proyectos empresariales, al fin y al cabo, el vino te facilita evidenciar, dejar al descubierto, desnudar tus rasgos de personalidad y esas creencias profundas que salen a la luz cuando el cerebro se desinhibe, lo cual es posible alrededor de una copa de vino.

El vino como compañero de negocios alrededor del mundo, contribuye a que los empresarios, quienes suelen tener elevadas cargas laborales y niveles de estrés, liberen serotonina, se conecten con sensaciones de bienestar, se sientan felices alrededor de querer asociarse con seres correspondientes en valores y gustos culturales. Es así como directivos, gerentes, miembros de junta, acostumbran a salir de sus despachos y/u oficinas para quedar en departir alrededor de vinos como un placer que contribuye a revelar el tipo de empresario que hay en su interior. Las citas se dan en sofisticados restaurantes en donde el vino facilita dejar al descubierto esa esencia humana sobre la cual se tejen o estrechan lazos de confianza y como lo plantea el experto en neuromarketing Jurgen Klarick “los mejores negocios se hacen con los mejores amigos”, y la manera más divertida de crear lazos de amistad se da, en principio, en muchos casos alrededor de eventos sociales cuyo protagonista o invitado de honor suele ser el vino.

En una cita de relaciones públicas o negocios, suele ocurrir, que se exploran diferentes campos de información de acuerdo con el contexto antes de entrar en materia. Hoy es muy común establecer relaciones comerciales con grupos empresariales de diversos continentes, países y culturas, en donde prevalece el vino como factor común y una forma interesante, correcta de iniciar el diálogo en una cena de negocios para romper el hielo y animar el ambiente, lo constituye el universo y protocolo del vino. Las cepas, su lugar de origen, las prácticas culturales del mundo del vino, facilitan crear una dinámica para departir teniendo consciencia sensorial del vino que se degusta.

Es así como recordando la frase del experto en neuromarketing, Klarick, haces negocios con los mejores amigos y con ¿cuáles de ellos? No solo con los que te inspiren credibilidad, respeto, confianza, sino con aquellos que disfrutan, saben, conocen, gestionan estados de prosperidad, abundancia e inteligencia financiera y el vino se suele asociar a ellos.

En esa tan gestionada cita de negocios no hay que dejar nada al azar. Si usted es empresario y apenas está iniciándose en el mundo del vino, si está a su cargo hacer la invitación a ese primer encuentro, es pertinente visitar previamente el lugar, identificar la carta de vinos, si es actual, si es variada, de tal forma que a la hora de tomar la decisión de vino a degustar usted esté familiarizado. Adicionalmente, recordar normas sencillas para coger la copa, realizar el brindis, interpretar la etiqueta o reconocer  aspectos básicos para elegir la bebida correcta y de esa forma convertirla en su mejor aliado para los negocios.

Dicen que “no hay una segunda oportunidad para crear una primera buena impresión” y es apenas lógico porque en ese primer contacto el cerebro de su interlocutor y potencial socio, crea una neuroasociación, teje ese primer circuito de percepciones que prevalecerán en adelante al verlo, recordar su nombre o encuentro y es por ello, que como anfitrión de esa primera reunión es clave que usted fluya con naturalidad, proyecte seguridad, inspiración y sentimientos de confianza que fortalezcan una empatía y abra caminos hacia la conversación y el cierre de negocios o alianzas estratégicas.

Y recuerde, las relaciones en el mundo de los negocios, relaciones públicas, gestión de reputación con los diferentes grupos de interés y comunicaciones corporativas, muchas veces se darán alrededor del vino y es de gran importancia que usted como buen empresario tenga conocimiento sobre el tema, pues el éxito de muchos de sus negocios puede, depender de ello.


 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...