LLAMANOS 34 91 535 89 90

En busca del dorado en la Denominación de Origen de vinos de Rueda.

La D.O de Rueda siempre ha tenido como protagonista principal a la uva verdejo. Hoy los blancos de la comarca gozan de gran prestigio, pero los comienzos se remontan a la ealboración de vinos generosos, Hoy queda constancia en los llamados Ruedas dorados.

Cultura del Vino | 2017-06-02 10:55:38


La estrecha relación entre la variedad de uva principal, Verdejo, reconocida como autóctona de la Denominación de Origen Rueda y su compenetración con el territorio (clima y suelo), nos permiten afirmar que es una variedad adaptada a su entorno y que constituye la razón de ser de los vinos de la D.O.P. «RUEDA», los cuales se basa en la exclusiva adaptación de la variedad al medio, complementada con habituales labores culturales, tales como podas largas y en rastra, aclareos,… tendentes a la consecución de una uva de la máxima calidad. Estas labores culturales se han transmitido de generación en generación.

En esta tradición está arraigado el Rueda dorado, como una reliquia  de la cultura vitivinícola de la zona. Y es que hubo un tiempo que la comarca vitivinícola de Rueda fue muy conocida por la elaboración de vinos generosos.

Los vinos de crianzas oxidativas son el último vestigio de la forma tradicional de elaboración y por su singularidad y calidad deben ser conservados.

El vino de Rueda dorado es un vino de licor, seco, obtenido por crianza oxidativa, con una graduación mínima adquirida de 15°, a partir de variedades autorizadas. Debiendo permanecer el vino en envase de roble durante, al menos, los dos últimos años antes de su comercialización. Es el vino histórico de Rueda, una reliquia que se remonta a la más antiguas tradiciones. El secreto de algunos de estos vinos se esconde hoy en El secreto está en las uvas sobremaduras, la fermentación y un sistema de soleras

Es un vino que en la fase visual presenta un color dorado, limpio y brillante. La fase olfativa denota su alta graduación alcohólica y su crianza oxidativa así como sensaciones aportadas por el roble utilizado en su elaboración con lo que tenemos matices aromáticos de frutos secos y fondos tostados. En la fase gustativa se muestran glicéricos con una amplia gama de sabores a frutos secos fondos tostados con una importante complejidad aportada por su larga oxidación en madera. 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...