LLAMANOS 34 91 535 89 90

En la elaboración del Vino ¿Qué tres sistemas existen en la descarga de la Uva?

Una vez que la partida de uva se ha dado de paso tras haberse sometido a la inspección visual, y toma de muestra se procede a la descarga de ésta. Conozcámos las ventajas e inconvenientes de los sistemas de descarga de la uva.

Cultura del Vino | 2014-07-15 11:46:11


Existen tres sistemas básicamente de descargar la uva.

•Descarga en tolvas de acero inoxidable.
•Descarga sobre cintas transportadoras.
•Descarga por medio de ciclones de aspiración.

La forma de realizar la descarga de la uva dependerá de la forma de recepción. Si la uva llega a la bodega en remolques lo más habitual es descargar en tolva. Cuando la recepción es en cajas es más coherente utilizar las cintas, porque si volcásemos las cajas sobre la tolva estaríamos perdiendo las ventajas del transporte en cajas.

De cualquier forma, las tolvas siguen siendo las más habituales. En elaboraciones en tinto el sistema de descarga más extendido es el de tolva.
Además, cuando se procesan grandes cantidades de uva no queda más remedio que utilizar tolvas.

Aún pueden encontrarse tolvas de hormigón, pero en este momento se construyen tolvas de acero inoxidable. Se pueden disponer, asimismo, plataformas basculantes para facilitar la descarga en tolva, de aquellos medios de transporte que carecen de volquete, y que de no existir ese sistema, debieran realizar la descarga manualmente con palas y “garias”.

Normalmente para la descarga de la uva es la tolva de acero inoxidable. La tolva lleva un transportador sinfín en el fondo, que permite la descarga de la uva y al mismo tiempo, la hacen avanzar hacia la maquinaria de procesado. Las tolvas pueden ser prefabricadas, existen en el mercado diferentes modelos de tolvas de acero inoxidable, completamente montadas, o como en este caso de fábrica, que siguen una serie de criterios. Deben contar con doble tornillo sinfín, para evitar la formación de puentes. Otras bodegas disponen tan sólo de un tornillo sinfín, y los taludes de la tolva serán distintos para evitar la acumulación de uva en la tolva.
Tampoco se debe encajar mucho el tornillo por el mismo problema.

El tornillo sinfín va a dirigir la masa de uva a uno de los extremos, pero en otras bodegas la dirección del transporte se realiza hacia el centro.
La tolva se encuentra ubicada en el interior de la bodega, por ello no es necesaria la instalación de ningún tipo de dispositivo para proteger a la uva de condiciones climáticas adversas. En caso de carecer de un techo para guarecer a la uva es conveniente que las tolvas tengan una tapa, para proteja a la uva que permanezca allí sin procesar, de la lluvia, nieve, granizo, etc. Generalmente toda la uva que llega a tolva es procesada inmediatamente, excepto cuando se trata de cantidades pequeñas, que de llevarse a cabo su procesado quedarían retenidas en la bomba al no ser suficiente la cantidad. Es conveniente colocar un dispositivo en la tolva de parada automática, que permita acceder a su uso a cualquier persona, en caso de caerse algún objeto al interior de la tolva, durante la descarga.

Las dimensiones suelen variar entre unos baremos establecidos y que en este caso son de:

• Anchura: 2-3 m (arriba).
• 1 m (en la zona del sinfín).
• Profundidad: 2-3 m (según necesidades).
• Longitud: normalmente 3-6 m.

Existe otro sistema de descarga utilizado principalmente por las bodegas cuando la recepción de la uva se realiza en cajas. Se trata de la descarga en cintas transportadoras, anteriormente mencionado. Cada vez es más común vendimiar en cajas de plástico, que posteriormente son transportadas en remolques a la bodega. la principal ventaja de este sistema está en que la uva apenas sufre daño y llega perfectamente entera. Sería, por tanto, una pena volcar estas cajas en una tolva. El mejor sistema es conducirlas hasta la maquinaria de procesado despalilladora- estrujadora o prensa en una cinta transportadora.

También pueden descargarse las cajas a mano, pero tan sólo cuando el ritmo de llegada es bajo. En definitiva, las cajas son colocadas sobre la cinta (también puede transportarse la uva sobre la cinta, sin caja, pero es menos frecuente). La cinta es accionada por motores eléctricos y lleva un dispositivo, que permite sujetar la caja por la parte inferior. Al llegar al punto de descarga, la misma cinta provoca el vuelco de la caja, que vierte la uva, continuando por abajo en posición invertida. A continuación es recogida por otra cinta, perpendicular, que conduce las cajas a una lavadora de cajas. La lavadora consiste en un túnel provisto de chorros que proyectan el agua hacia el fondo de la caja.

Las ventajas e inconvenientes de los sistemas expuestos son:

• El trato dado a la uva es mucho mejor en las cajas que en la tolva, porque la uva llega intacta para ser procesada. Por tanto, desde el punto de vista de la calidad es mejor.

• El sistema de cajas es más costoso, primero porque es más difícil de mecanizar la descarga, se necesita más mano de obra. Y en segundo lugar, porque el ritmo de descarga horaria es menor. En producciones grandes es preciso acudir a la tolva.

• El sistema de recogida en cajas y descarga en cinta permite hacer selección de materia prima.

• La tolva facilita el manejo de la materia prima, es en definitiva, un sistema menos complejo.
Como conclusión se puede decir, que para elaboraciones en blanco, de calidad, con producciones no muy elevadas y prensado directo de la uva, sin duda optar por cajas y descarga en cinta es lo más aconsejable. En el resto de los casos, y en concreto el caso nuestro, es más rentable y aconsejable la descarga en tolva.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...