LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿En qué medida influye el sistema de conducción de la vid en el vino?.

La conducción en su sentido más amplio, es decir el modo en que la cepa invade el suelo y el medio aéreo.

Producción de Vino | 2016-09-08 14:43:05


La conducción juega un papel importante y determina en gran medida no solo la expresión vegetativa y productiva de la vid, sino también el manejo de la vegetación anual y el microclima de hojas y racimos que condicionan la calidad y adaptación del viñedo.

En la actualidad existen infinidad de sistemas de conducción, unos procedentes del extranjero, la mayoría de ellos, y otros, fruto del trabajo que en los últimos años se ha llevado a cabo en los distintos centros de investigación existentes en España. En este artículo se analiza esta técnica de cultivo, cada vez más importante en la viticultura.

La transformación que la viticultura española ha sufrido a lo largo de los últimos años en diversos aspectos relacionados con las técnicas de cultivo está influida, en parte, por el traslado de las plantaciones hacia suelos más ricos y fértiles, por el uso de recursos, fundamentalmente hídricos, menos limitantes y por la reducida disponibilidad actual o futura de mano de obra adecuada en épocas puntuales del cultivo. Bajo un punto de vista amparado por el objetivo de producir uva de calidad, es necesario dar un paso adelante, superando el concepto del uso del sistema de conducción para obtener simplemente mayores rendimientos y adentrarse en el ámbito del manejo de estos que permita la obtención de vinos de mayor calidad, incluso contemplando el aumento de las producciones unitarias de uva.

EI sistema de conducción es algo más amplio que la forma de los elementos permanentes de la planta, sea ésta definida por un simple tronco de mayor o menor altura, caso del vaso, o por un tronco con brazos horizontales permanentes y unos postes y alambres de mayores o menores dimensiones. EI sistema de conducción estará definido tanto por dichos parámetros como por el tipo de poda, el sistema de empalizamiento y el manejo de la vegetación, lo que provocará distintos tipos de vasos y de espalderas, y tendrá consecuencias determinantes en su potencial productivo y cualitativo.

Frente a sistemas regulares de conducción vertical y alineada, que en zonas cálidas y con las variaciones climáticas que nos ocupan pueden ofrecer una excesiva sobreexposición de hojas y racimos, constituyen una alternativa los sistemas no posicionados (“no encajonados”), como los vasos abiertos y los sistemas “desparramados” tipo sprawl. Los racimos deben disponerse bien iluminados y aireados, pero evitando una excesiva exposición que produce quemaduras y oxidaciones que se acompañan de pérdida de peso, elevación del pH, sobremaduración y degradación fenólica y aromática.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...