LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Enoturismo de la garnacha?. Visita el Campo de Borja.

Si eres amante del vino de la variedad garnacha, hay una comarca que no puedes dejar de visitar. El Campo de Borja es conocido como el imperio de la garnacha. Su clima y sus suelos y el esfuerzo de los bodegueros sacan el mejor partido de esta variedad para elaborar sus vinos.

Enoturismo | 2015-08-26 11:29:00


La garnacha es una de las variedades más apreciadas de nuestros suelos, ha sobrevivido a los años en los que se le abocó al olvido para volver con toda su expresión y abre sus puertas al mercado global del vino. Originaria del este de España, la Corona de Aragón la expandió desde el siglo XII al XVII por Francia, Córcega, Cerdeña, sur de Italia, Sicilia, Grecia. Hoy también llega al nuevo mundo.

Hoy los vinos vinos tintos monovarietales de garnacha de Borja están gozando de un amplio prestigio en todo el mundo por su muy definida personalidad , calidad y complejidad que los convierten en algo único en el mundo.

El patrimonio vitícola de la D.O. “Campo de Borja” es muy rico en cuanto a “garnachas”; los viñedos más antiguos de la D.O. datan de 1145 y de las 5.000 hectáreas de garnacha, más de 2.000 tienen edades comprendidas entre 30 y 50 años. Sus producciones son bajas, pero inmensamente apreciadas enológicamente, por la complejidad estructural y aromática que proporcionan a los vinos.

Dentro del Campo de Borja existe una zonificación, en la cual, la garnacha se expresa de forma diferente.

En la zona baja, con altitudes entre 350 y 450 metros, nos encontramos suelos pardo calizos y “garnachas” tanto en formación tradicional en vaso, como en espaldera. Es la zona de maduración más temprana y comprende los viñedos de Magallón, Pozuelo de Aragón... Sus vinos son cálidos, potentes y muy aromáticos.

La zona media se caracteriza por tener la mayor concentración y densidad de viñedo. Comprende los viñedos situados entre los 450 y 550 metros de altitud. Se encuentran los suelos de las terrazas del río “La Huecha”, afluente del Ebro y todos los suelos cascajosos y arcillo-ferrosos. Allí se encuentran los viñedos de Ainzón, Borja, Fuendejalón.... en un relieve de suaves laderas y buena exposición al sol. Sus vinos son muy complejos, intensos, estructurados y carnosos.

La zona alta de la D.O, cuyos viñedos se extienden desde los 550 a los 700 metros de altitud, corresponde a las estribaciones del Moncayo. Corresponden a los viñedos situados en las zonas Altas de Ainzón y Fuendejalón, así como a los municipios de Tabuenca, El Buste, Vera. Sus vinos son finos, sutiles y elegantes.

Así pues hay diferentes maneras de disfrutar estos vinos y diferentes experiencias para los sentidos. 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...