LLAMANOS 34 91 535 89 90

Enoturismo en Alsancia, caminos entre viñedos.

El visitante puede perderse en el camino que discurre a lo largo de 170 km. entre Marlenheim, al norte de Estrasburgo y Thann, vecina de Mulhouse, en la frontera franco-alemana. En este territorio la experiencia entre viñedos es única.

Enoturismo | 2015-03-02 10:26:55


En realidad se trata de una pequeña red de carreteras locales que serpentean viñedos y un centenar de pueblos pintorescos.

El camino avanza paralelo a los Vosgos, verdadero protector contra la intensa pluviometría centroeuropea; el viñedo se levanta en los flancos de las colinas previas al macizo, entre 200 y 400 m. de altitud, favoreciendo una insolación abundante que garantiza una maduración lenta y prolongada de los racimos y por lo tanto la eclosión de todo tipo de aromas. El mosaico geológico de la zona, con una rica variedad de terrenos: calcáreos, arcillas, esquistos... potencia aún más las marcas de pago, de “terroir”, confiriendo a los vinos de Alsacia matices originales y de gran complejidad.

Alsacia se distingue por ofrecer una amplia gama de variedades blancas de vinos. De las siete cepas tradicionales, tan solo la Pinot Noir es utilizada para producir tintos. La gama de los blancos alsacianos, siempre monovarietales, alcanza una paleta extensa de aromas, desde los vinos más secos y ligeros hasta las “vendimias tardías” o las “selecciones de granos nobles” procedentes de uvas sobremaduradas que dan vida a vinos licorosos, de gran persistencia y complejidad.

Los vinos de Alsacia tienen una fuerte influencia germánica. Los grandes vinos alsacianos resultan ser el Gewurztraminer y especialmente el Riesling. Debido a su influencia germánica, es la única región de Francia que produce principalmente vinos monovarietales, elaborados típicamente de uvas similares como se hace en Alemania.

La uva riesling está considerada la más noble uva blanca del mundo. La elaboración del Riesling alsaciano difiere de la sus vecinos alemanes debido en parte, a la naturaleza diferente del perfil calcáreo dominante del suelo de la Plaine d'Alsace y por una preferencia por los métodos tradicionales franceses de vinificación. El Riesling alsaciano resulta de mayor graduación (en torno a los 12º) y finura, debido a su crianza más prolongada en barril y a la práctica permitida en Francia de la Chaptalización.

Los vinos de uva Riesling de Alsacia no suelen consumirse jóvenes a diferencia de las otras variedades de la región y tienden a ser secos y de acidez nítida, lo que les confiere un gusto de cuerpo denso y largo paladar. A partir del tercer año, se abren y desarrollan aromas afrutados de mayor sutileza, pudiendo envejecer con facilidad y elevada calidad hasta los 20 años.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...