LLAMANOS 34 91 535 89 90

Enoturismo en el valle de Aconcagua en Chile

El Valle de Aconcagua se sitúa a cien kilómetros al norte de la capital, Santiago de Chile, y es una de las zonas pioneras en el cultivo de la vid en el país andino. El clima y la ubicación del Valle de la Aconcagua, son factores que se unen resultando ser excepcionales para la buena producción y desarrollo de los viñedos.

Blog del Vino Chile | 2014-11-04 14:21:14


A unos 100 kilómetros al norte de Santiago pasa el río Aconcagua, a través del valle central de cordillera a mar. El río Aconcagua nace en la montaña del mismo nombre, la que con casi 7.000 metros de altura es la cima más alta de Los Andes, para luego desembocar en Valparaíso, en el Océano Pacífico.

El Valle de Aconcagua ofrece condiciones climáticas ideales para el cultivo de cepas, con días calurosos y noches frescas-húmedas. Los suelos son arenosos y pedregosos, con sedimentos fluviales ricos en minerales y material orgánico. Con respecto a la producción de vino, ésta comenzó en el año 1870, y si bien es cierto que se cultivan diversas cepas como cabernet sauvignon, merlot y cabernet franc, es el syrah de Viña Errázuriz el que alcanzó fama. A pesar de que la superficie cultivada apenas sobrepasa el 10%, el syrah es considerado el vino emblemático del Valle de Aconcagua.

En este valle son comunes las llamadas viñas de tradición que aún conservan métodos artesanales, pero que usan las más moderna tecnología para exportar vinos reconocidos por su calidad.

A esta zona es posible dirigirse directamente por la Carretera 57, que une el norte de Santiago con el lado sur del valle, conectando con San Felipe y Los Andes. En cambio, si se desea tener una visión más amplia, hay que ingresar por el poniente del valle, viajando primero por la Ruta 5 Norte, para después tomar la Ruta 60 hacia Argentina.

Otra alternativa es llegar a San Felipe por la Ruta 60, donde aparecen las plantaciones y bodegas de la Ruta del Vino del Valle de Aconcagua, compuesta por viñas que se abren al turista para compartir sus secretos y tradiciones.

Los turistas interesados en el vino encontrarán aquí una rica variedad de bodegas y viñedos menores y un ambiente colonial. Por un lado, se puede visitar la Viña Errázuriz dotada de modernas instalaciones de alta tecnología y por otro lado se pueden observar las viejas máquinas artesanales con las que la Viña Sánchez de Loria todavía produce licores de vino. En el último tiempo se emprendió un nuevo proyecto turístico, que ofrece a los amantes del vino la posibilidad de viajar desde el Valle de Aconcagua a la región vinícola argentina de Mendoza, a través del paso fronterizo internacional.

El Valle de Aconcagua ofrece, además, otras actividades turísticas muy diversas: amantes del esquí encuentran un paraíso en el centro de deportes de invierno Portillo, ubicado en la cordillera de los Andes; montañistas pueden aventurarse a subir el cerro Aconcagua de 6.962 metros de altura y los amantes del kayak pueden entrar en acción en la laguna del Inca. Por último, los visitantes pueden observar petroglifos precolombinos, albergados en los viñedos de la Viña San Esteban.

¿Conoces el valle vitivinícola de Casablanca y su ruta del vino en Chile?

Recorriendo la ruta del vino por el valle de Rapel en Chile

Ruta del Vino: ¿Qué bodegas puedo visitar en Chile?

La llegada del vino a Chile

El Carménère, el vino escondido de Chile

¿Sabes cuál es la zonificación oficial de las regiones vitivinícolas de Chile?

Enoturismo por el valle central en Chile

El valle del Bío Bío en Chile. Viticultura austral

El enoturismo es una oportunidad de crecimiento para el sector turístico de Chile

La industria del Pisco en Chile

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...