LLAMANOS 34 91 535 89 90

Enoturismo en el Valle de la Orotava

La historia del vino en el valle de la Orotova nos descubre un pasado esplendido. La viña fue traída a Tenerife por los conquistadores españoles a mediados del siglo XVI. Las primeras cepas se sembraron en la finca el Burgado, perteneciente al municipio de Los Realejos

Enoturismo | 2014-10-21 11:35:31


 

El Valle de la Orotava desciende hacia el mar en un paisaje espectacular, entre el verde de los palmerales, el negro de la tierra volcánica y el azul profundo del océano. El Valle de La Orotava, conocido también como Valle de Taoro, nombre que los guanches daban a esta comarca, es una amplia depresión al norte de la Isla de Tenerife, que a sus espaldas tiene al Teide y a sus pies el mar. En él, se ubican tres municipios: La Orotava, Puerto de la Cruz y Los Realejos, que conforman una unidad geológica, paisajística y agrícola

Durante los siglos XVI, XVII y XVIII el vino Malvasía, producido en el Valle de La Orotava, tomó tal auge que el Puerto de la Cruz (antes de La Orotava) llegó a convertirse en el primer puerto del Archipiélago Canario y el eje esencial del comercio con el extranjero. Las grandes extensiones alcanzadas por sus viñedos, llevaron a decir al ilustre realejero Viera y Clavijo, que el valle era un inmenso parral.

Se calculan que por el Puerto de La Orotava, se exportaron 30.000 pipas de vino malvasía en un año.

Esta hegemonía comercial motiva el desarrollo urbanístico de los tres municipios del Valle: Los Realejos, La Orotava y Puerto de la Cruz, instalándose en éste último, una numerosa colonia inglesa con un consulado permanente. Esta colonia trata de controlar el comercio de exportación de vinos, para lo que se crea en 1.665 una empresa monopolista, "Compañía de Canarias".

Hoy en día el viñedo se está recuperando, gracias al esfuerzo de los viticultores que mantienen vivas tradiciones como el sistema de conducción de cordón múltiple tradicional, formando parte del patrimonio paisajístico de la zona comarcal, que aparece a las faldas del Teide y hace de los vinos de la Denominación de Origen Valle de La Orotava una singularidad especial.

El enoturista podrá aprender en el valle sobre este sistema y saborear los mejores vinos al pie del gran volcán de El Teide, cuyos fértiles suelos dan lugar a un viñedo especial y con carácter único. El Valle de la Orotava abarca 676 hectáreas de superficie de viñedo plantado. Cuenta con 23 bodegas productoras. En la actualidad, gracias a una saludable demanda local generada principalmente por el turismo, la producción está creciendo y su calidad ha mejorado. Los blancos afrutados proceden de la zona oeste, y los tintos rojo rubí de la parte este.

Dentro de las acciones con Turismo del Excmo Ayto Puerto de La Cruz, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valle de La Orotava presenta una exposición fotográfica en lienzos, que comenzó hoy y seguirá hasta el 24 de octubre, en el Salón de actos de la Plaza de Europa, de lunes a sábado desde las 11 horas a las 13 horas.

La presentación de estos lienzos hará un recorrido paisajístico de sus viñedos, vendimias, vinos y bodegas El Penitente, Eras del Marqués, Juan Dios,La Haya, La Suertita, Los Güines, Secadero, Suertes del Marqués, Tajinaste, Tafuriaste y Valleoro.

Además, los jueves y viernes a partir de las 12 de la mañana podrán adquirir vinos de las bodegas de la DO Valle de La Orotava: El Valle blanco seco, La Suertita Albillo, La Haya blanco barrica, Gran Tehyda blanco semiseco, Los Güines blanco semiseco, Volcán de Escaramujo semidulce, Tafuriaste rosado semidulce, Arautava tinto,  Cuprum tinto, Tajinaste tinto, Bencheque Tintilla barrica y 7 Fuentes  tinto.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...