LLAMANOS 34 91 535 89 90

Enoturismo en Frontera, el Hierro.

Una senda en Frontera permite recorrer una de las zonas más importantes de viña de El Hierro, la que aportaba a la elaboración del vino “la uva del monte”.

Enoturismo | 2015-12-14 17:39:49


El enoturismo abre un nuevo abanico de posibilidades económicas y de desarrollo de las áreas rurales. La ruta que transcurre entre Candelaria y la Hoya del Pino es una invitación a disfrutar de la Naturaleza, pero también es una introducción al mundo del Enoturismo y a las perspectivas futuras que este ofrece en la Isla.

El Hierro, la más occidental y pequeña de las Islas Canarias, posee una larga tradición de elaboración de vinos. Antaño fueron los dulces, que asumieron el papel preponderante. Hoy no suponen más que una parte muy pequeña de la producción vinícola total de la isla.

En el centro de la isla se encuentra el municipio de La Frontera, nombre que le viene de que está separada del resto de la isla por montañas de más de 1.000 metros de altura. En esta rica zona vinícola encontramos más campos de cultivo de frutales que en el resto de la isla. Es por ello que recomendamos aquí degustar lo mejor de los productos de esta tierra, entre ellos el vino.

La zona de mayor producción de vinos de El Hierro posee suelos muy poco fértiles de todo tipo, desde arcilla, caliza, marga o arena hasta ceniza volcánica. Todos ellos son de origen volcánico ya que esta zona, conocida como "El Golfo", está formada por el borde de un gran volcán extinto. Son sueltos y bastante pobres, pero con cierta capacidad de retención de agua.

El viñedo se encuentra en pronunciadas laderas en las que se han construido bancales sujetos por muros de piedra, a una altitud que varía entre los 125 y los 700 metros sobre el nivel del mar.

La isla se caracteriza por la presencia de diferentes zonas geográficas. En el oeste destaca el Valle de la Frontera. En el interior, todavía más al oeste, hay una frondosa vegetación que incluye bosques de pino y páramos de ceniza volcánica que se elevan a 1.500 metros y que se caracterizan por su buena retención del agua. Como contraste, el este de la isla es muy seco, rocoso, sin árboles y azotado por el viento.

Las zonas más importantes de cultivo son el Valle del Golfo, Echedo y El Pinar. Las excursiones de enoturismo además de descubrir la especial viticultura de la zona, también depara paisajes y visitas muy atrayentes. Desde aquí recomendamos visitar El Pinar (cuyo nombre le viene por los bosques que lo rodean). Es un encantador pueblo blanco, de los más habitados de la isla por lo fructífero de su tierra y su suave clima. Desde la Montaña de Tanajara se disfrutan preciosas puestas de sol y se divisan los paisajes volcánicos del sur de la isla y los bosques del centro.

La zona de Malpaso (que es el pico más alto de la isla situado a 1501 metros sobre el mar) ofrece bosques intactos de increible belleza Foto y magnificas panorámicas sobre el Hierro.

Al oeste está Sabinosa, que no es sólo célebre por sus aguas medicinales, sino que es uno de los pueblos más bellos y pintorescos de la isla. Como colgando en la ladera de la montaña, a 300 metros sobre el mar, sus tradicionales casas encaladas ofrecen una bellísima estampa.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...