LLAMANOS 34 91 535 89 90

Enoturismo en la Ribera Sacra, uno de los paisajes más impresionantes de España.

España es uno de los primeros destinos turísticos en Europa por sus impresionantes y diversos paisajes, por su rico patrimonio y como no, por su gastronomía y sus tradiciones. La Ribera Sacra ofrece todo esto al enoturista.

Enoturismo | 2015-11-03 10:40:25


Los paisajes vitivinícolas españoles, tienen un gran reconocimiento internacional, algunos de ellos aspiran a ser patrimonio de la UNESCO. El enoturista, puede acercarse a estos territorios del vino y disfrutar de experiencias inolvidables en un marco de incomparable belleza. La Ribera Sacra, es uno de esos lugares en los que se une el patrimonio  y tradición, una viticultura heroica, con la belleza y la fuerza e la naturaleza.

Adentrarse en la Ribera Sacra es un viaje en el tiempo en el que percibirán sensaciones sobrenaturales: los impresionantes Cañones con desniveles de hasta un 70%, el abrupto paisaje de las laderas (abas) humanizado por los trabajos de eremitas, cenobitas, monjes medievales y lugareños, los socalcos hechos con mimo por las gentes del lugar de los que brota el néctar de los Dioses que era llevado a Roma en ánforas de Gundivos para deleite de los emperadores y de la Curia. Desde Catadelvino.com os recomendamos ir de enoturismo por la Ribera Sacra.

Las uvas autóctonas son las predominantes en la denominación. Las más importantes son Godello, Albariño y Treixadura para la elaboración de vinos blancos y Mencía, Brancellao y Merenzao para los tintos.

Los viñedos se ubican en terrazas situadas en los valles y barrancos de los ríos y se caracterizan por producir bajas cosechas de uvas dotadas de sabores muy concentrados. Las terrazas, conocidas como bancales, son muy pequeñas y casi imposibles de mecanizar. Para vendimiar se suele acceder a través de senderos y, a veces, incluso por el propio río. Pese a todo, en los lugares donde la tierra se nivela a ambos lados del valle es mucho más fácil de trabajar.

El clima de la Ribeira Sacra es más continental que atlántico, con largos y calurosos veranos y otoños templados. Sin embargo, las precipitaciones son elevadas (800 mm) y ayudan a conservar el característico paisaje verde de Galicia.

Así nace el vino de la Ribera Sacra. La D.O. Ribeira Sacra toma su nombre de los monasterios y ermitas que se construyeron en la zona en la temprana Edad Media, entre los siglos VIII y XII, y que se situaban en los inaccesibles valles a lo largo del curso de los ríos.

Vino y camino en esta zona van unidos,  ya que  está este territorio condicionando en  muchos de los tramos del Camino de Santiago Francés. En Invierno se convierte en un paisaje peculiar y hermoso, de riberas aterrazadas, en medio de un camino estrecho y sinuoso.

Una Denominación de Origen espiritual y muy unida a la tierra. La Ribeira Sacra guarda toda la esencia de los vinos gallegos, ya que en ella se cultivan todas las variedades autóctonas gallegas. Una viticultura heroica en un paisaje de dioses.

Ver video de enoturismo en la Ribera Sacra.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...